Eric van de Poele

Justo a tiempo para el inicio del verano de 1988, el BMW M3 Convertible ofreció a los aficionados del deporte de motor la posibilidad de disfrutar también al aire libre el fascinante vehículo deportivo diseñado para la vida diaria, pero con la tecnología de motores y suspensión probada en la pista de carreras. El sucesor actual, el BMW M4 Convertible, es la última interpretación de este concepto automovilístico. Sigue leyendo

FIAT: ¡Mirá el comercial ahora!

Visita la web oficial de Jeep Argentina
Visita la web oficial de Chevrolet Argentina