Bristol

Matt Kenseth arrancó desde la pole y aunque sólo lideró 47 vueltas, ganó la Food City 500 en una jornada que duró casi 10 horas en el Bristol Motor Speedway, debido al retraso por lluvia antes de la carrera; luego una interrupción de casi cuatro horas también por lluvia, y una interminable secuencia de accidentes y banderas amarillas. Sigue leyendo

Tienda Volkswagen