Por Héctor O. Losino

El Gobierno elevó hasta $225.000 el piso a partir del cual se pagará el denominado impuesto a esos vehículos, al tiempo que dispuso distinguir la tasa fijada para la percepción del tributo en los casos de autos producidos en el territorio nacional.

BMW 650i Gran Coupe - Mercedes-Benz CLS550 - Audi S7

Así lo dispuso mediante el decreto 1243/2015 publicado hoy en el Boletín Oficial, por “razones de política económica”, con vigencia desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 2015.

La norma deja transitoriamente sin efecto el impuesto para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a $225.000.

Para aquellas operaciones que superen ese monto y hasta $278.000 estarán gravadas con una tasa de 30%, y para las que sobrepasen ese monto ($278.000) se aplicará una del 50%.

En el caso de los vehículos de producción nacional, estarán gravadas con una tasa de 10% las operaciones de entre $225.000 y $278.000, y de 30% para aquellas que superen los $278.000.

Por su parte, se dejó transitoriamente sin efecto el impuesto para las motos cuyo precio de venta sea igual o inferior a $39.700.

Desde ese monto y hasta $ 71.000 estarán gravadas con una tasa de 30%, y para las que superen ese importe, 50%, excepto las de producción nacional, que entre $39.700 y $71.000 estarán gravadas con una tasa de 10%, y las que sobrepasen los $71.000, de 30%.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina

Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita el Sitio Oficial de Nissan.  
Visita el Sitio Oficial de Toyota.  
  Visita el Sitio Oficial de Scania.