La nafta debe cumplir entre sus propiedades con un número de octanos correcto. Un octanaje incorrecto hace que el combustible detone antes de tiempo. Esta detonación es normalmente conocida como pistoneo, y puede generar pérdida de potencia y daños al motor del auto.

En Ensenada, La Plata, YPF tiene una de las 3 Refinarías que posee en el país. Mediante procesos de refinación de alta tecnología, se obtienen naftas con el más alto número de octanos, sin utilizar aditivos metálicos que pueden alterar el funcionamiento de los motores.

Combustibles bajo el microscopio

Para entender qué son los octanos, debemos comprender los procesos físico-químicos que se dan en la combustión.
Cuando una molécula presente en la composición de una nafta inicia el proceso de combustión, es decir, que comienza a quemarse, primero necesita “romperse” en dos para que de esa manera el oxígeno pueda combinarse con ese fragmento de molécula y así generar la ignición. Lo que define la resistencia a romperse de las moléculas en la nafta es, fundamentalmente, su “forma”.

A continuación, dos ejemplos de algunas de las moléculas que se podrían encontrar en la nafta que utilizamos diariamente:

YPF - isooctano - n-octano

La distinción que cada una posee con respecto a la otra es la forma en que se enlazaron esos átomos al momento de formar cada molécula. La característica principal del Isooctano es su menor tamaño, ya que es compacto, menos expandido. Por otro lado, el N-octano es una extensa cadena lineal.

Por ejemplo, podríamos comparar a estas moléculas con ramas de árbol. Por la forma que tiene cada una, sería más fácil quebrar la “rama” N-octano que la Isooctano, por su forma lineal.

Es muy importante que estas moléculas tengan un alto grado de dificultad para romperse, ya que cuando se comprime la mezcla de aire-nafta, las moléculas no se incendian y esperan a que la bujía les ordene cuándo deben empezar la combustión.

También, las moléculas deben estar ramificadas, parecidas o iguales al Isooctano, ya que la resistencia que poseen, permiten que la combustión sea progresiva. De otra manera, se producirían explosiones violentas, más conocidas como detonaciones, que producirían, a largo plazo, daños en el motor.

Gracias a los procesos de última tecnología de las refinerías de YPF, se elaboran naftas mediante procesos especiales que nos permiten tener un control muy estricto sobre la forma de las moléculas que componen la nafta. Así se evita el uso de un aditivo basado en el metal manganeso para mejorar la capacidad antidetonante de la nafta, pero que tienen consecuencias adversas a largo plazo.

Existen dos condiciones perfectamente definidas de número de octano, ambos muy importantes:

  1. RON (Research Octane Number, o número de octano de investigación). Se mide en la condición del motor haciendo poner en marcha el vehículo desde su estado en reposo.
  2. MON (Motor Octane Number, número de octano motor). Se mide en la condición del motor haciendo un esfuerzo extra para sobrepasar un vehículo en la ruta.

Cuando usualmente se escucha hablar del número de octano de una nafta, se está haciendo referencia al RON. Normalmente nadie habla del MON, aunque está claro que también es un parámetro muy importante que no se debe descuidar.

Según señala la empresa, YPF diseña naftas cuyos valores octánicos se encuentran entre los más altos del mercado, por encima de los estándares requeridos por las normas internacionales y las automotrices.

Los combustibles que desarrolla la compañía potencian la eficiencia y la vida útil del motor, sin descuidar el medio-ambiente ya que generan menores emisiones y un mayor rendimiento.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Visita la web oficial de Kia Argentina
Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina
Visita la web oficial de Chevrolet Argentina
Visita la web oficial de Total Especialidades Argentina