Gracias a las numerosas innovaciones, también el BMW Serie 2 Cabrio asumirá un papel pionero en diversos campos.

BMW Serie 2 Cabrio 4

BMW permite disfrutar del genuino placer de conducir un automóvil perteneciente al segmento de coches compactos selectos, ofreciendo modelos equipados de potentes motores, dotados de la tecnología más avanzada en los chasis, que cuentan con una equilibrada distribución del peso y que, además, tienen tracción trasera, algo único en este segmento.

Los descapotables de la marca se distinguen por su diseño deportivo y elegante, que permiten disfrutar intensamente de las sensaciones que se experimentan al conducir con la capota abierta. El BMW Serie 2 Cabrio logra alcanzar un nuevo nivel del placer que depara la conducción dinámica al aire libre. El compacto coche de cuatro asientos logra establecer un nuevo listón de referencia en términos de deportividad y estética por la potencia de sus motores, sus atléticas proporciones, las alargadas líneas de su diseño y su semejanza con la cubierta de una lancha rápida en la zona de paso entre el interior y el exterior cuando la capota está abierta.

El BMW Serie 2 es el sucesor de un pionero e indiscutido líder de su segmento. El BMW Serie 1 Cabrio fue el primer modelo descapotable selecto perteneciente al segmento de los coches compactos. El descapotable de la serie 1 pudo mantener su liderazgo en el mercado cuando surgieron diversos competidores y, además, fue el modelo que -por mucho- más se vendió. Así lo confirman los más de 130.000 ejemplares que llegaron a manos de sus respectivos compradores.

Los factores que determinaron ese éxito fueron considerados de manera consecuente durante la fase de desarrollo del BMW Serie 2 Cabrio. Gracias a su diseño más elegante, de formas más atléticas y de mayor aplomo, así como debido a su mayor capacidad de aceleración, a su extraordinaria agilidad y su ejemplar eficiencia, sumadas al confort superior, a su carácter funcional y al equipamiento de carácter innovador, el BMW Serie 2 Cabrio logra optimizar las ya excelentes cualidades de su antecesor.

El progreso que significa el cambio generacional se pone de manifiesto a primera vista observando el diseño, y se confirma durante la conducción disfrutando de las extraordinarias prestaciones. Además, el BMW Serie 2 Cabrio se diferencia claramente de los modelos de la serie 1 de BMW, más aún que el BMW Serie 2 Coupé y, también, más que su antecesor. Las diferencias se manifiestan en el diseño y, adicionalmente, en la gama de los potentes motores.

Al igual que en el caso del cupé, este carácter específico se expresa a través del número 2 que aparece en la identificación del modelo. Este número tiene un significado especial en la historia de BMW, pues data de hace más de 45 años, cuando se lanzó al mercado la serie 02 de la marca. Y ya en aquella época ese número fue sinónimo de una extraordinaria deportividad en un coche compacto. La serie que se estrenó en el año 1966 pronto se transformó en todo el mundo en sinónimo de conducción deportiva a los mandos de un coche sumamente ágil. Y poco después, en el año 1967, se presentó la versión descapotable para disfrutar de esas cualidades al aire libre. Baur, especialista en modificación de carrocerías, desarrolló dos variantes descapotables sobre la base del BMW 02. Estas variantes se fabricaron hasta el año 1975.

Elegancia al aire libre, al típico estilo de los descapotables de BMW

El diseño exterior del BMW Serie 2 Cabrio muestra los rasgos típicos de los descapotables de cuatro asientos de la marca. La alargada silueta acentúa la elegancia del coche, mientras que las formas atléticas de la carrocería realzan las cualidades deportivas del nuevo modelo. La capota textil de accionamiento eléctrico desaparece completamente en la zaga del coche una vez que está totalmente abierta.

Por lo tanto, la línea de la cintura y la tapa de la caja que acoge la capota forman una línea fluyente y armoniosa, creándose una superficie homogénea que circunda todo el habitáculo, por lo que el coche adquiere así la imagen de la cubierta de una lancha rápida. Considerando que los asientos están muy desplazados hacia atrás, las vivencias que se experimentan al conducir al aire libre son más intensas. Así, el contacto con el viento y los rayos solares es más intenso, lo que es una cualidad que distingue a todos los descapotables de BMW.

Con sus 4.432 milímetros de largo, el nuevo BMW Serie 2 Cabrio supera al BMW Serie 1 Cabrio en 108 milímetros. En comparación con el modelo antecesor, el BMW Serie 1 Cabrio, el nuevo modelo es 72 milímetros más largo. Asimismo, también el ancho de la carrocería, la distancia entre ejes y la distancia entre ruedas son mayores que en el modelo anterior. Así, el nuevo modelo cuenta con proporciones propias, elegantes y alargadas, aunque al mismo tiempo atléticas.

El BMW Serie 2 Cabrio: nuevamente un pionero en materia de placer de conducir

Gracias a las numerosas innovaciones, también el BMW Serie 2 Cabrio asumirá un papel pionero en diversos campos. Por ejemplo, el BMW M235i Cabrio con motor de seis cilindros en línea de 240 kW/326 CV es el primer coche descapotable incluido en la gama de modelos BMW M Performance. Cuando se lance al mercado el BMW M235i xDrive Cabrio previsiblemente en julio de 2015, será la primera vez que se podrá disfrutar de un descapotable compacto de la marca BMW provisto del sistema de tracción total inteligente.

Por lo demás, los modelos BMW 220d Cabrio y BMW 218i Cabrio, así como los modelos BMW 218d Cabrio y BMW 225d Cabrio, disponibles a partir del mes de julio de 2015 según lo planificado, contarán con motores pertenecientes a la última generación de propulsores de BMW Group, especialmente eficientes. Y el BMW Serie 2 Cabrio también es precursor de importantes innovaciones en el sector de la inclusión inteligente en una red. Concretamente, es la primera vez que es posible actualizar los datos de los mapas y planos del navegador Professional opcional a través de una conexión de telefonía móvil o, para expresarlo más de acuerdo con las características de un coche descapotable: actualización “over the air”.

Variantes de modelos

BMW M235i Cabrio: motor de gasolina de seis cilindros en línea con tecnología M Performance BMW TwinPower Turbo (Twin-Scroll-Turbo, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de las válvulas Valvetronic y doble Vanos). Cilindrada: 2.979 cc. Potencia: 240 kW/326 CV a 5.800 – 6.000 rpm. Par máximo: 450 Nm entre 1.300 y 4.500 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 5,2 segundos (con caja automática: 5,0 segundos). Velocidad máxima: 250 km/h. Consumo promedio: 8,5 (7,9 litros)/100 kilómetros.

BMW M235i xDrive Cabrio: motor de gasolina de seis cilindros en línea con tecnología M Performance BMW TwinPower Turbo (TwinScroll-Turbo, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de las válvulas Valvetronic y doble Vanos). Cilindrada: 2.979 cc. Potencia: 240 kW/326 CV a 5.800 – 6.000 rpm. Par máximo: 450 Nm entre 1.300 y 4.500 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 4,9 segundos. Velocidad máxima: 250 km/h. Consumo promedio: 8,3 litros/100 kilómetros.

BMW 228i Cabrio: motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con tecnología M Performance BMW TwinPower Turbo (Twin-Scroll-Turbo, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de las válvulas Valvetronic y doble Vanos). Cilindrada: 1.997 cc. Potencia: 180 kW/245 CV a 5.000 – 6.500 rpm. Par máximo: 350 Nm entre 1.250 y 4.800 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 6,1 segundos (con caja automática: 6,0 segundos). Velocidad máxima: 250 km/h. Consumo promedio: 7,0 – 6,8 litros (6,7 – 6,6 litros)/100 kilómetros.

BMW 220i Cabrio: motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con tecnología M Performance BMW TwinPower Turbo (Twin-Scroll-Turbo, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de las válvulas Valvetronic y doble Vanos). Cilindrada: 1.997 cc. Potencia: 135 kW/184 CV a 5.000 – 6.250 rpm. Par máximo: 270 Nm entre 1.250 y 4.500 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 7,5 segundos (con caja automática: 7,6 segundos). Velocidad máxima: 231 km/h (226 km/h). Consumo promedio: 6,9 – 6,5 litros (6,5 – 6,2 litros)/100 kilómetros.

BMW 218i Cabrio: motor de gasolina de tres cilindros con tecnología M Performance BMW TwinPower Turbo (unidad turbo, inyección directa High Precision Injection, sistema de regulación variable de las válvulas Valvetronic y doble Vanos). Cilindrada: 1.499 cc. Potencia: 100 kW/136 CV a 4.500 – 6.000 rpm. Par máximo: 220 Nm entre a 1.250 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 9,4 segundos (con caja automática: 9,6 segundos). Velocidad máxima: 207 km/h (205 km/h). Consumo promedio: 6,0 – 5,5 litros (5,8 – 5,3 litros)/100 kilómetros.

BMW 225d Cabrio: motor diesel de cuatro cilindros en línea, tecnología BMW TwinPower Turbo (carga escalonada, unidad turbo de geometría variable de admisión, inyección directa por conducto común con inyectores de válvulas electromagnéticas; presión máxima de inyección: 2.500 bar). Cilindrada: 1.995 cc. Potencia: 165 kW/224 CV a 4.400 rpm. Par máximo: 450 Nm entre 1.500 y 3.000 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 6,4 segundos. Velocidad máxima: 240 km/h. Consumo promedio: 4,5 litros/100 kilómetros.

BMW 220d Cabrio: motor diesel de cuatro cilindros en línea, tecnología BMW TwinPower Turbo (unidad turbo de geometría variable de admisión, inyección directa por conducto común con inyectores de válvulas electromagnéticas; presión máxima de inyección: 2.000 bar). Cilindrada: 1.995 cc. Potencia: 140 kW/190 CV a 4.000 rpm. Par máximo: 400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 7,5 segundos (con caja automática: 7,4 segundos). Velocidad máxima: 225 km/h (225 km/h). Consumo promedio: 4,7 – 4,4 litros (4,4 – 4,1 litros)/100 kilómetros.

BMW 218d Cabrio: motor diesel de cuatro cilindros en línea, tecnología BMW TwinPower Turbo (unidad turbo de geometría variable de admisión, inyección directa por conducto común con inyectores de válvulas electromagnéticas; presión máxima de inyección: 2.000 bar). Cilindrada: 1.995 cc. Potencia: 110 kW/150 CV a 4.000 rpm. Par máximo: 320 Nm entre 1.500 y 3.000 rpm. Aceleración (0 – 100 km/h): 8,8 segundos (con caja automática: 8,6 segundos). Velocidad máxima: 208 km/h (208 km/h). Consumo promedio: 4,2 litros (4,1 litros)/100 kilómetros.

Galería de Imágenes

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina

Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita el Sitio Oficial de Nissan.  
Visita el Sitio Oficial de Toyota.  
  Visita el Sitio Oficial de Scania.