La primera tanda del nuevo BMW i4 comienza a salir de la planta de BMW Group en Múnich. Esta fábrica ya produce todas las variantes de motorización en una única cadena de montaje.

“Para la fábrica y el equipo, el lanzamiento del BMW i4 es un hito en el camino de la movilidad eléctrica”, dijo Milan Nedeljkovic, Miembro del Consejo de Producción de BMW AG. “Para 2023, más de la mitad de todos los vehículos de nuestras instalaciones de Múnich serán electrificados, y la mayoría serán completamente eléctricos. Por esto podemos decir que Múnich se está electrificando”.

Al establecer la producción del BMW i4 totalmente eléctrico en los confines de la planta de casi 100 años de antigüedad, la conversión y la instalación de los sistemas demostraron ser especialmente difíciles.

“Hemos conseguido integrar este nuevo vehículo en nuestro sistema preexistente sin interrumpir la producción, y ahí tanto nuestro equipo como nuestros socios han realizado un trabajo excelente”, agradecía Peter Weber, Director de Planta de BMW Group en Múnich.

A pesar de las limitaciones de espacio, se eliminaron los sistemas existentes y los nuevos se instalaron y se pusieron en marcha. «Nuestro taller es un ejemplo de integración inteligente y eficiente. La mayoría de los procesos nuevos de producción para el BMW i4 se pueden llevar a cabo con los sistemas de la fábrica actual”, explicó Weber.

Integrando la electromovilidad en la producción en serie

La principal diferencia entre el BMW i4 y la arquitectura más convencional es la propulsión eléctrica y la batería del alto voltaje. Alrededor del 90 por ciento de los sistemas actuales en el centro de producción de Múnich pueden seguir utilizándose para el nuevo modelo. Solo se requirieron sistemas adicionales para el ensamblaje de suelos y la parte trasera de los vehículos.

Otro tema de complejidad fue la integración en el ensamblaje de la batería de alto voltaje. El paquete de baterías se atornilla ahora a la carrocería mediante un nuevo sistema de montaje de baterías totalmente utomatizado que funciona desde abajo. Los sistemas de cámaras de alta resolución totalmente automatizados realizan un escaneo meticuloso previamente para asegurar que la superficie está absolutamente limpia y no hay impurezas que puedan causar daños.

La planta en Múnich de BMW Group fabrica ahora una amplia cartera de productos, que incluye no sólo el BMW i4, sino también modelos de combustión y el BMW Serie 3 híbrido enchufable, el BMW M3 y el BMW Serie 4 Gran Coupé.

El alcance de la producción es un testimonio no sólo de la flexibilidad de la planta, sino también de la excelente capacidad de sus empleados.

Digitalizar es progresar

El incremento de la digitalización juega un papel crucial en la producción de BMW Group.

Actualmente, la totalidad de la planta de Múnich se escanea en 3D al detalle para obtener una visión completa de datos digitales básicos tanto del edificio como de sus sistemas. Los escáneres se procesan y guardan en la nube después para facilitar un acceso a la información desde cualquier lugar gracias a una herramienta intuitiva de navegación. Ya se han escaneado en 3D varias plantas de montaje, como las de Spartanburg y Regensburg, y la planta de Dingolfing está ahora mismo inmersa en el proceso. Para finales de 2022, las estructuras de las grandes plantas de vehículos del sistema de producción de BMW Group habrán sido escaneadas y sus datos digitales estarán disponibles para todos.

BMW Group ya utiliza herramientas digitales para hacer los planos de los edificios y los sistemas. Por ejemplo, el pre-montaje de ejes para el BMW i4 se planificó con la plataforma Omniverse Nucleus, de NVIDIA. Esto converge los datos de herramientas de diseño y planificación de varios productores para crear simulaciones foto realistas en tiempo real en un único entorno de colaboración. Los datos de los escaneos 3D también se introducen en la plataforma Omniverse.

Otras aplicaciones digitales se utilizan directamente en la producción. La identificación por radiofrecuencia (RFID), por ejemplo, permite localizar y asignar piezas sin contacto y automáticamente a lo largo de la cadena de valor, eliminando la necesidad de escanearlas manualmente y garantizar que la pieza correcta se instala en el coche adecuado. La tecnología RFID ya se utiliza en la producción de asientos, pero también se ha introducido en varias áreas de montaje de vehículos en la planta de Múnich. Las etiquetas inteligentes exigidas se adhieren a las piezas cuando todavía están en los proveedores o en la producción de componentes, listas para el montaje. Por último, son recogidos por antenas situadas a los lados de la línea que rastrea cada componente etiquetado en cada coche. Este tipo de digitalización hace que los procesos sean más rápidos y seguros, además de mejorar la eficiencia y la calidad.

El sistema de ósmosis inversa reduce el consumo de agua en seis millones de litros

Dentro del sistema de producción, la cuestión de la sostenibilidad tiene una importancia prioritaria, y BMW Group ha adoptado un enfoque holístico para reducir emisiones de CO2 y reducir el uso de recursos. Entre 2006 y 2020, el consumo de recursos por coche producido se redujo a más de la mitad, y las emisiones de CO2 se han reducido aún más, en un 78%. El objetivo es minimizar las emisiones de CO2 por vehículo producido en otro 80% para 2030. En la planta de Múnich ya se han realizado algunos cambios a este respecto, y se han aplicado una serie de nuevas medidas como, por ejemplo, utilizar la ósmosis inversa para reducir el consumo de agua dulce. Este sistema se integró en la producción en primavera de 2021, y ahora trata el agua de la inmersión catódica (donde se aplica la capa base de los vehículos), para que pueda reutilizarse en la misma fase del proceso. Con este nuevo sistema se espera que se reduzca el consumo total anual de agua dulce en más de seis millones de litros. También, desde 1997, la planta de Múnich utiliza agua subterránea de su propia fuente. Con ello se puede cubrir aproximadamente la mitad de las necesidades anuales de la planta y se contribuye significativamente a ahorrar agua potable.

Nuevo objetivo de sostenibilidad: cero emisiones locales de la logística del transporte

Con la especial atención que el BMW Group le dedica a la reducción de las emisiones de CO2, también ha anunciado otro objetivo que coincide con el lanzamiento de la producción del BMW i4: en los próximos años, las emisiones locales de la logística de transporte en la planta de Múnich se reducirán gradualmente hasta llegar a cero. Esto se logrará principalmente haciendo un mayor uso de los transportes ferroviarios y de los camiones eléctricos de batería.

En la actualidad, se necesitan más de 750 camiones diarios para la entrega de piezas. En el futuro, los tramos urbanos de estos trayectos se harán con camiones eléctricos. Además, la proporción de vehículos que salen de la planta de Múnich en tren aumentará gradualmente desde el 50% actual. El objetivo final es eliminar por completo las emisiones de la logística de transporte en el área de Múnich, pero también lograr una reducción significativa en un radio más amplio y del transporte intercontinental.

Peter Weber, Director de Planta de BMW Group en Múnic, dijo que «Somos muy conscientes de que, debido a la ubicación de nuestra planta de producción en la ciudad, tenemos una responsabilidad. Nuestro proyecto para reducir las emisiones de CO2 en la planta de Múnich tendrá un gran impacto positivo tanto para el medio ambiente como para nuestro vecindario».

Desde el año pasado, toda la energía suministrada por BMW Group en todo el mundo ha sido verde. Para la producción del BMW i4, por ejemplo, las credenciales medioambientales de la energía verde se han mejorado aún más al abastecerse directamente de centrales hidroeléctricas regionales. Además, a partir de este año, el BMW Group compensa las emisiones de CO2 restantes de su producción.

Éstas se deben a la producción combinada de calor y electricidad, y se compensan totalmente en todo el mundo con los correspondientes créditos de carbono.

Continúa la transformación y el enfoque de futuro de la planta de producción doméstica

La integración del BMW i4 en las estructuras de producción existentes supuso una inversión de 200 millones de euros. El i4 es un importante avance de la Neue Klasse, que se pondrá en marcha en Múnich y otras plantas a mediados de esta década, y que está diseñado exclusivamente para motorizaciones eléctricas.

BMW Group anunció por primera vez sus planes de modernización de la planta de Múnich para la electromovilidad hace menos de un año: se iban a construir nuevas instalaciones de ensamblaje de vehículos y carrocerías, y la producción de motores se iba a trasladar a otras partes de la red de producción. Desde entonces, cientos de socios han empezado a trabajar tanto en otras tecnologías como en otras instalaciones. A finales de este año, la producción de motores de cuatro cilindros se habrá trasladado a Hams Hall (Reino Unido) y Steyr (Austria). El traslado de la producción de motores en su conjunto desde Múnich se completará, como muy tarde, en 2024.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Visita la web oficial de Chevrolet Argentina
Visita la web oficial de Iveco Argentina
Visita la web oficial de Michelin Argentina

FIAT: ¡Mirá el comercial ahora!

Visita la web oficial de Kia Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina