Por Héctor O. Losino

El Jefe de Gabinete se reunió ayer con representantes de la industria automotriz, como autopartistas y terminales. Capitanich les expresó que «en los últimos años hubo un incremento del 368% en los niveles de producción en este sector».

No hubo novedades respecto del impuesto a los autos de lujo

Foto Juan Pablo Losino

El ministro coordinador estuvo acompañado por la Ministra de Industria, Débora Giorgi, mientras que por el sector automotriz estuvieron presentes, el presidente de Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), Enrique Alemañy; el presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), Fabio Rozenblum; el Gerente General de la Asociación Fabricantes de Repuestos Motor de la República Argentina (AFYDREM), Rodolfo Scaglione; el representante de la Cámara Empresaria de Matrices y Moldes (CAMyN), Máximo Tezza; el representante de la Cámara Argentina de Fabricantes de Herramientas, Instrumentos de Medición, Moldes y Matrices (CAFHIM), Miguel Solimando, y el prosecretario general de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), Emilio Etchegorry.

El funcionario les aseguró que hay un déficit en la balanza comercial por la importación de auto-partes (en 2013 fue de 9.978 millones de dólares), y que la “Argentina ha experimentado un avance de 169.000 unidades a casi 800.000 unidades de producción nacional”. Capitanich indicó que «el 16% de la producción automotriz se exporta, y que gran parte -cerca del 86%- es con destino a Brasil”.

En el sector industrial había expectativas de que se hablara sobre una posible modificación al tributo a los autos de lujo que afecta a los vehículos de más de $ 170.000 libre de impuestos que, según algunas marcas premium, tuvieron una abrupta caída de casi el 70% luego de la aplicación de la medida. Además deslizaron su inquietud de que cada vez más vehículos podrían quedar alcanzados por el gravamen.

Lo que sí se estudió fue la posibilidad de trabajar en mesas conjuntas para abordar temas sensibles para el sector, como las importaciones de auto-partes que son necesarias para la producción de los vehículos fabricados por las terminales radicadas en Argentina.

Además, se trató el ajuste y continuidad de la Ley de Desarrollo y Consolidación del Sector Autopartista Nacional (Ley 26.393) vigente hasta el 31 de Diciembre pasado, que ofrece reintegros a la compra de auto-partes locales a las terminales que inviertan al menos US$ 30 millones en nuevas plataformas. A su vez, el régimen otorga beneficios mayores a la producción de cajas de transmisión y motores.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Kia Argentina
Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina
Visita la web oficial de Toyota Gazoo Racing Argentina
Visita la web oficial de Chevrolet Argentina