Peugeot reveló un nuevo concepto en conectividad que le da un sentido diferente a la conducción autónoma: Peugeot Instinct, un concept car que expresa el futuro en materia de vehículos inteligentes y sensoriales.

Peugeot Instinct Concept 1

“Diseñar un vehículo autónomo es un desafío apasionante. Se trata de reunir una conducción activa y un modo autónomo de trasladarse con un solo objetivo: provocar una emoción placentera. Peugeot Instinct Concept es el primer vehículo autónomo que no deja de lado el placer de andar en auto”, definió Gilles Vidal, director de Estilo de Peugeot.

La conducción autónoma es el futuro en materia de vehículos. Todos los constructores buscan aplicar esta tecnología en sus productos, la manera de hacerlo marcará la diferencia.

Peugeot Instinct Concept fue concebido bajo un lema principal, la libertad, y responde tanto a los deseos como a las necesidades del usuario, al unir la noción de placer a la experiencia de un vehículo autónomo como solo Peugeot puede crearlo.

Una plataforma I.o.T (Internet of things), “Internet de las cosas” embarcada al auto es funcional a este servicio: se trata de la plataforma Samsung Artiktm Cloud que integra al automóvil las necesidades de su usuario.

Peugeot Instinct Concept evoluciona junto con los objetos conectados para brindar una nueva manera de vivir la movilidad. Las tareas cotidianas se suceden sin interrupción, ya sea en el hogar, el trabajo o durante una actividad recreativa: el vehículo integra los datos que el conductor quiere compartir, tomados de los smartphones, de los relojes inteligentes y de la domótica.

Peugeot Instinct Concept propone cuatro modos de desplazamiento, dos de conducción activa (Drive Boost o Drive Relax) y dos autónomas (Autonomous Sharp o Autonomous Soft). En esta última opción, el conductor puede también conservar el control de su vehículo: puede ejecutar una orden o una maniobra a través del “i-Device” que se encuentra en la consola central.

Con el equipamiento Peugeot Responsive i-Cockpit la marca redefine el habitáculo para responder a los usos generados por la conducción autónoma. Las interfaces se configuran antes, durante y después del uso, en función del modo de desplazamiento seleccionado y del perfil del usuario.

Peugeot Instinct Concept integra plenamente la conectividad al automóvil

“Los servicios y los objetos conectados son la prolongación de nosotros mismos. Peugeot decidió integrarlos a sus vehículos para ofrecer a sus clientes una experiencia serena, intensa e inédita.

Una experiencia en la que nuestros clientes se convierten en verdaderos actores de su movilidad, con total libertad para elegir”, dijo Aude Brille, responsable de la estrategia Peugeot.

Para crear el Peugeot Instinct Concept, la marca se inspiró en la naturaleza y particularmente en el ser humano. La tecnología de este vehículo se apoya en “deep learning”, un método de aprendizaje para establecer el perfil de su usuario. Para ello, la plataforma I.o.T (Internet of Things) Samsung Artiktm Cloud conecta los objetos de uso cotidiano y agrega los datos, provistos por los relojes conectados, los smartphones y las redes sociales. Con respecto a los datos del hogar, son tomados gracias a la domótica -televisión conectada, audio streaming, Home Assistant- y la computadora, entre otros.

El auto en sí mismo es una fuente de información, ya que nos acompaña en nuestra vida cotidiana: trayectos habituales, lugares favoritos, hábitos de conducción. Peugeot y Sentiance, empresa de Data Science, califican la información para determinar el perfil de cada usuario. Este análisis es dinámico y se nutre permanentemente, lo que permite pre configurar el auto a las necesidades y deseos de su usuario.

El auto ordena los equipamientos: modo de conducción, ajuste de interfaces, luminosidad del ambiente, sistema HiFi. Sin embargo, es la persona quien toma las decisiones, eligiendo un modo de conducción manual o a través del modo Autonomous.

Los cuatros modos permiten una conducción placentera

  • Drive Boost pone el acento en una conducción dinámica.
  • Drive Relax hace intervenir los Advanced Driving Assistance Systems (Sistemas avanzados de asistencia de conducción). Se trata por ejemplo de tomar control sobre el cambio automático de los faros o del regulador de velocidad.
  • Autonomous Soft privilegia el confort. En este sentido, los desplazamientos pueden ser un poco más largos y propiciar ver una película, leer o descansar.
  • Autonomous Sharp optimiza los tiempos de desplazamiento y adopta un comportamiento en ruta preciso y eficaz.

Peugeot Instinct concept es capaz de tomar sus propias decisiones a partir no sólo del entorno, sino de la agenda o del estado físico del conductor. Algunos ejemplos: pasa a un modo de conducción autónoma si detecta en el usuario signos de cansancio. O, al contrario, si gracias a los datos que recibe concluye que el conductor realizó poco ejercicio físico, sugiere estacionar a 10 minutos de la oficina para ir y volver caminando.

Peugeot Responsive i-Cockpit, una revolución compartida

Los concepts presentados hasta el momento pueden haber formado una imagen idealizada de los vehículos autónomos. La visión de Peugeot es radicalmente diferente. La conducción autónoma debe beneficiar a la gran mayoría de los usuarios. Este objetivo se traduce en una arquitectura innovadora, el Responsive i-Cockpit.

Peugeot Instinct Concept 2

“El vehículo autónomo abre un nuevo campo de creatividad, debido a diferentes usos. Con Peugeot Instinct Concept y Responsive i-Cockpit, la marca capitaliza este equipamiento que fue un éxito en los últimos modelos Peugeot. Creamos nuevas formas de probar el placer de conducir. Ya sea por las interfaces, la arquitectura o el estilo”, comentó Matthias Hossann, responsable de concept cars Peugeot.

El entorno del conductor cambia en la transición entre el modo Drive y Autonomous. El volante compacto y los pedales desaparecen. Cualquiera sea el modo activado, el conductor siempre tiene el control del vehículo. Si bien esto es evidente en el modo Drive, esta particularidad se pone en evidencia en modo Autonomous.

Las superficies con botones desaparecen en favor de pantallas táctiles, la mayor de 9,7 pulgadas en la consola central y los asientos se han optimizado y se pueden reclinar por completo mientras que el Instinct Concept se conduce solo.

Al tocar la pantalla de 9.7” ubicada en la consola central, el i-Device permite al conductor realizar las acciones. Un solo gesto es suficiente, por ejemplo, para adelantarse a un vehículo o para cambiar modo Soft por Sharp. En modo Drive, la combinación holográfica otorga las informaciones relacionadas con el vehículo: velocidad, carga de la batería, por ejemplo. La retro visión digital alerta sobre la presencia de un vehículo en el ángulo muerto.

Cada modo implica un ambiente diferente. El Responsive i-Cockpit da a cada pasajero un espacio privilegiado, individual, con butacas que disocian las partes de su estructura y las zonas de contacto con el cuerpo, como el asiento, el respaldo y los apoyabrazos, para que cada ocupante elija la posición que desee, ya sea para descansar, trabajar o mirar una película.

En modo autónomo, todos los pasajeros reciben información como la hora y el tiempo que falta para llegar a destino, entre otras. Además la ambientación cambia de acuerdo al modo elegido y el vehículo propone una posición de las butacas, iluminación y sonorización acorde.

Shooting brake, una silueta atemporal

Peugeot Instinct Concept presenta innovaciones aerodinámicas. Mientras están en movimiento, los vehículos desplazan un volumen de aire que da cierta resistencia a su avance. Los ingenieros trabajan continuamente en el desarrollo de un diseño aerodinámico que permita reducir el consumo y mejorar el confort de los pasajeros. Con la conducción autónoma, los ocupantes de un vehículo van a comenzar a realizar otro tipo de actividades a bordo.

Peugeot Instinct Concept fue diseñado en este sentido. Un largo capot preserva al grupo motopropulsor PHEV (híbrido y eléctrico recargable) de 300 CV. La parte frontal presenta una mirada intensa y expresiva. Como la pupila de un ojo, la lente de una cámara se encuentra dispuesta en el centro de cada faro Led. Esta óptica visualiza el entorno del vehículo para brindar información a los sistemas de asistencia a la conducción.

A cada lado de los faros, la firma luminosa se extiende lo alto de la carrocería. A partir de los 90 km/h, la parte frontal se desplaza hacia adelante con un doble propósito: ambas guías de luz están conectadas en la parte inferior por una lámina, que brinda un suplemento de apoyo en el tren delantero. Este movimiento crea una abertura a cada lado que desplaza el aire hasta las ruedas traseras a través de un conducto que recorre por dentro las puertas, para que, de esta manera, se vea reducida la presión ejercida sobre la carrocería durante el desplazamiento de un vehículo.

En un futuro no muy lejano, el placer de un automóvil Peugeot será doble. A una conducción dinámica se agregará la conquista del tiempo. Tiempo para uno, tiempo libre, tiempo de placer.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Kia Argentina
Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina
Visita la web oficial de Toyota Gazoo Racing Argentina
Visita la web oficial de Chevrolet Argentina