Por Héctor O. Losino

Hoy se cumplen 40 años de la gran victoria de Carlos Alberto Reutemann en Montecarlo, bajo la lluvia que llegó casi al final de la carrera, con el Williams FW07 que tenía montados neumáticos para piso seco, lo que realza aún más su triunfo.

El santafesino comenzó la carrera desde la segunda posición, mientras detrás se producía una de las clásicas carambolas en la primera curva en Sainte Devote que involucró a los dos Tyrrell de Derek Daly y Jean Pierre Jarrier, al McLaren de Alain Prost y al Alfa Romeo de Bruno Giacomelli.

En el inicio Reutemann se situó tercero por detrás de los dos líderes, Didier Pironi y su compañero Alan Jones, hasta que el australiano tuvo que abandonar por problemas de transmisión en el Williams FW07.

Esta circunstancia le permitió al “Lole” pasar al segundo lugar por detrás de Didier Pironi, a quien seguía a pocos segundos de diferencia. Pero en la vuelta 55 apareció la lluvia que cambió la historia de la carrera, ya que en la curva del Casino y con el piso mojado el Ligier de Pironi se salió de la trayectoria y terminó golpeando contra el guard-rail, dejándole a Reutemann el liderazgo de la carrera.

Pero aún faltaban 20 vueltas para terminar, y el Williams FW07 estaba calzado con neumáticos para piso seco, por lo que el santafesino tuvo que estar súper concentrado para no despistarse.

Finalmente llegó la victoria para Reutemann, quien fue escoltado por Jacques-Henri Laffite y Nelson Piquet (Brabham), quienes fueron los únicos que terminaron cumpliendo el total de las 76 vueltas.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina