La altitud ha hecho de las suyas en una cuarta etapa del Dakar cuyo perfil no ha bajado en ningún momento de los 800 metros y ha llegado a subir hasta los 1300.

El frío ha acompañado a los pilotos en este gran lazo cerrado de 425 km dibujado al oeste de Ha’il. Las precipitaciones de la víspera han modificado el terreno de forma considerable, pero no han podido con la belleza de los cañones y las mesetas que atravesaba la especial.

La navegación por lugares complicados formaba parte del reto, así como las abundantes dunas a lo largo y ancho del recorrido. Joan Barreda ha comprendido el trazado a la perfección, mientras que Sébastien Loeb se ha impuesto in extremis a Stéphane Peterhansel en la categoría de autos.

La caza y captura de especiales es un deporte selecto que, aparte de suerte, exige contar con el don de la oportunidad. El escenario de la etapa del día fue bastante propicio para un Mason Klein impresionante desde el inicio de esta 45ª edición y absolutamente a la altura de las fantásticas expectativas creadas durante la mayor parte de la jornada.

Ha abierto pista durante mucho tiempo como un veterano curtido y ha rubricado los mejores cronos intermedios con autoridad, cero dudas y cero complejos. Ahora bien, a cincuenta kilómetros de la meta, el estadounidense se ha visto obligado a ralentizar la marcha por un culpa de un problema con la bomba de combustible. Ese contratiempo ha impedido que Klein se adjudicase su segunda etapa, pero su 10ª posición en la especial de hoy no echa por tierra su situación ventajosa en la general: es 6º a tan solo 10’05’’ de Daniel Sanders, el líder de la general.

Infortunio para unos y suerte para Barreda, quien con un dedo roto en el pie se ha adjudicado la 29ª especial de su carrera y se mantiene al acecho para subirse por primera vez al podio final. Le quedan diez intentos para confirmarlo. No es lo habitual para el piloto castellonense, pero este año está siendo más constante que Sébastien Loeb.

El piloto francés tiene talento de sobra para imponerse a cualquiera de sus rivales en la categoría de autos. Hoy le habrían venido muy bien unos bíceps descomunales para obtener su 17ª victoria de etapa con más facilidad, puesto que la dirección asistida le ha fallado en los últimos veinte kilómetros. Por ese azar del destino, el piloto alsaciano solo ha podido quitarle 13’’ a Stéphane Peterhansel, líder de los Audi, y dos minutos escasos a Nasser Al Attiyah, líder de la general. La pregunta es: a toda velocidad y sin contratiempos mecánicos, ¿tiene Loeb los medios y la locura necesaria para recortar un retraso de 93 minutos en 10 etapas y unos 3000 kilómetros restantes de recorrido? Como desafío un poco loco, merece intentarse, si bien se perfila ya un duelo más clásico entre dos campeones recientes: Al Attiyah (2022) y «Peter» (2021).

Alexandre Giroud sigue dando un recital con una tercera victoria de etapa consecutiva y una ventaja de 47 minutos sobre Francisco Moreno en la general, pero en los T3 la situación es más caótica. Tras las vicisitudes de «Chaleco» en la etapa de ayer, hoy ha sido Seth Quintero quien ha destrozado una rueda y está a punto de descolgarse en la clasificación, mientras que Mitch Guthrie y Guillaume de Mevius, los dos más rápidos en la primera vuelta alrededor de Ha’il, se enfrentan también en la general. En T4, el benjamín dakariano Eryk Goczał se adjudica ya su segundo entorchado al imponerse a Gerard Farrés y se coloca 2º en la general a menos de un cuarto de hora del brasileño Rodrigo Luppi de Oliveira. El muchacho se mueve entre los grandes como pez en el agua.

En camiones, Martin Macík se hace con su cuarta especial del año sin poner en peligro la progresión controlada de su compatriota Aleš Loprais en lo más alto de la clasificación general.

Se veía venir que Eryk Goczał no se contentaría con acabar la primera especial con la etiqueta de vencedor de etapa más joven de la historia del Dakar. A sus 18 años y 2 meses, el polaco obtiene hoy su segunda victoria y escala sin miramientos hasta el 2º puesto de la general a menos de un cuarto de hora del líder.

Desde su llegada al Dakar en 2021, Marek y Michał Goczał, padre y tío respectivamente del chico prodigio, no han dejado de repetirlo: cuando Eryk se saque el permiso de conducir, el mejor de los Goczał será el más joven. Y al parecer no era solo un deseo bien intencionado. Esta noche, su padre tendrá motivos para consolarse tras su colisión inverosímil en las dunas con el argentino David Zille del equipo South Racing que lo relega a más de 37 minutos de la punta de la carrera. Con media hora de retraso para Michał, le toca el turno a Eryk de defender el honor de una familia que el año pasado ganó 8 de las 12 etapas disputadas. De momento, y gracias al benjamín, los Goczał se han anotado 3 victorias en 5 etapas. El objetivo algo loco de subirse los tres al podio de Dammam sigue siendo una posibilidad.

Joaquim Rodrigues participaba en su séptimo Dakar consecutivo. El piloto de Hero Motosports ha abandonado el Dakar tras romperse la pierna en el kilómetro 90 de la especial. Es su tercer abandono desde 2017. J-Rod era el héroe de la marca india, el piloto que obtuvo el año pasado la primera victoria para el equipo en el Dakar en la 3ª etapa.

Además, la mala fortuna se ha cebado con Hero, puesto que Sebastian Bühler ha tenido un problema con el combustible justo antes de que Ross Branch se viera obligado a poner a prueba sus dotes para la mecánica durante unos minutos interminables. Franco Caimi es el único que ha esquivado los dardos para quedar 17º a algo menos de 20 minutos de Barreda. El argentino es 13º en la general a 48 minutos de la cabeza de carrera y encarna ahora la última oportunidad del equipo de brillar en la general.

Pese a haber quedado rezagado en la clasificación general tras sus problemas con los frenos en la 2ª etapa, Martin Macík está demostrando su buen nivel en esta 45ª edición y se embolsa hoy su cuarta especial del año, la cual viene a sumarse a sus tres victorias anteriores en sus ocho primeras participaciones como piloto. La buena salud de la nación checa en la categoría se confirma gracias a las actuaciones de un gran Aleš Loprais que domina la general y ya se ha adjudicado también una especial, precisamente en la 2ª etapa. En total, los pilotos checos se han adjudicado 35 etapas en toda la historia del Dakar, y el plusmarquista sigue siendo Karel Loprais desde hace ya tiempo al conseguir él solo casi la mitad de esas victorias (16) y, sobre todo, los seis títulos que adornan su palmarés.

Al igual que el año pasado, GasGas solamente podrá contar con la victoria de uno de sus pilotos en la primera manga de 2023. Este año le toca a Sanders y, a pesar de haber tenido menos consistencia hoy que los demás, sigue en cabeza de la general. En Rally2, cabe esperar que la sucesión abierta de Mason Klein se dirima entre su subcampeón Romain Dumontier (HT Rally Husqvarna Racing) y Paolo Lucci (BAS World KTM Racing) tras el abandono por lesión de Bradley Cox.

El italiano se ha impuesto hoy, pero el francés se mantiene por delante en la general. En quads, la llegada este año de Manuel Andújar, vencedor del Dakar en 2021, supone un problema para los sospechosos habituales de la primera temporada, Laisvydas Kancius y Pablo Copetti. El argentino lidera en estos momentos la clasificación W2RC.

En autos, tras la victoria de Chicherit en la etapa de ayer, ahora le toca a Loeb escalar puestos. Su victoria apenas compensa en cuanto al crono para liderar el Dakar, pero le servirá para obtener 5 puntos en Dammam que podrían marcar la diferencia. Peterhansel y Sainz, ambos en el podio de hoy, rascan también algún punto que podría mover la balanza en un sentido u otro cuando llegue el momento.

En T3, el relevo lo han tomado cinco tripulaciones del dream team de Red Bull que ocupan los cinco primeros puestos de la general. En T4, el número uno mundial Rokas Baciuška tiene algo de competencia, pero se aferra al podio provisional por detrás de Rodrigo Luppi de Oliveira y Eryk Goczał. En camiones, Martin Macík busca la remontada. El checo le ha recuperado 12 minutos a su rival más directo en el campeonato, un Janus van Kasteren al que solo le quedan 26 minutos de ventaja. Faltan por disputarse 30 días de carrera en el campeonato de 2023 y aún no hay nada decidido.

Juan Morera y Lidia Ruba casi seguro que no se arrepienten de haber cambiado su Fiat Panda del año pasado por un Toyota HDJ80 para su segunda participación en el Dakar Classic. El matrimonio español mantiene el liderazgo de la general frente a tres tripulaciones belgas que también confían en los 4×4 de la marca japonesa en H3, la categoría superior.

Mañana por la mañana, los participantes de las categorías más bajas, de la H0 a la H1, compuestas por vehículos más antiguos con menos rendimiento, se enfrentarán a dos pruebas de regularidad más rápidas en las que podrán dar buena muestra de lo que son capaces de hacer. Por la tarde volverán al vivac para darse un respiro y poner a punto sus vehículos si así lo desean, mientras que los H2 y H3 tendrán que superar dos pruebas de dunas de 40 kilómetros, la mayor distancia arenosa que les espera de aquí a Dammam. Más disparidad, imposible.

Resumen de la Etapa 4

Etapa 5 Ha’Il > Ha’iI

Se disputará en un terreno 100% de arena en este segundo bucle alrededor de Ha’il, capital del todoterreno de Arabia Saudí.

Empezará el día con pequeñas dunas en las que se deberá lidiar con la presencia de hierba de camello y seguirá luego por grandes espacios abiertos salpicados de dunas.

En este tramo de slalom, la perfección de la técnica de superación de dunas resultará decisiva para ganar minutos: cuando la arena es blanda, solo los expertos salen con el tiempo ileso.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Tienda Volkswagen