Cuando el BMW X5 apareció por primera vez en el año 2000, redefinió el segmento de los vehículos utilitarios deportivos de lujo y mandó a muchos competidores de vuelta a sus mesas de diseño. Este fue el primer BMW que no solo trajo lo más nuevo en avances de ingeniería, diseño, manufactura y tecnología a consumidores de todo el mundo, sino que también introdujo el concepto de «Vehículo de Actividad Deportiva» (Sports Activity Vehicle), el cual más tarde se expandiría para incluir más integrantes de la familia SAV, con los BMW X1, BMW X3 y BMW X7; mientras que los modelos SAC incluyen al BMW X2, BMW X4, BMW X6 y BMW XM.

El concepto de SAV de BMW también fue adoptado más adelante por BMW M para ofrecer vehículos SAV y SAC con las extraordinarias prestaciones de los modelos M. El exitoso concepto SAV además ha sido exitoso en otros campos, ya sea en el deporte motor en competencias como el Rally Paris Dakar, e incluso con el espectacular concepto del BMW X5 Le Mans que utilizó el motor V12 de 700 hp muy similar al usado en las variantes de calle y competencia del McLaren F1 y esencialmente el mismo motor P75 en el BMW V12 LMR.

Las necesidades especiales también son cubiertas por el BMW X5, como en el caso del BMW X5 Security que se blinda en Toluca, México para exportarse al mercado global, o en los vehículos para autoridades.

La primera generación del BMW X5 (E53) es presentada en 1999, creando un nuevo segmento

El Auto Show Internacional de Detroit en 1999 fue el escenario en el que se presentó por primera vez el revolucionario BMW X5. Se aprovecho la experiencia obtenida desde 1985, cuando BMW presentó su primer vehículo con tracción integral, para ampliar la gama de modelos y ofrecer una alternativa frente a la tracción trasera. El sistema de tracción integral de BMW privilegiaba en condiciones normales al eje trasero, enviando el 63 % de la fuerza a las ruedas traseras y el 37% a las ruedas delanteras.

Gracias a la distribución de fuerza 37 % / 63 %, y al cuidadoso diseño de la suspensión y dirección, se logró conservar el desempeño típico de un BMW en un vehículo de mayor altura sobre el piso, permitiendo a los clientes combinar un desempeño impecable con capacidad de manejo en todo tipo de caminos y climas, y ofreciendo al mismo tiempo mayor espacio interior y gran comodidad.

El diseño de Frank Stephenson logró de forma magistral combinar la identidad deportiva y elegante de un BMW con las características de mayor altura y apariencia musculosa que cautivaron a los clientes de BMW y atrajeron a nuevos clientes a la marca. El BMW X5 E53 también fue el primer vehículo de gran volumen ensamblado en la Planta de BMW Group, en Spartanburg, Carolina del Sur en los Estados Unidos, integrando un gran número de componentes de proveedores regionales con fábricas en México y los Estados Unidos.

El éxito de la primera generación superó ampliamente las expectativas y rápidamente se convirtió en un modelo exitoso a nivel global. La primera generación ofrecía variantes con motores a gasolina y a diesel. Pronto se ofreció el BMW X5 4.6is una variante con un motor V8 de mayor potencia, acompañado de mejorías en la suspensión, los frenos y el equipamiento.

Con la actualización de modelo en el 2004, se incluyó por primera vez en el BMW X5, el sistema de tracción integral inteligente BMW xDrive que había debutado poco antes en el BMW X3. El sistema BMW xDrive va más allá de situaciones de perdida de tracción en malos caminos a bajas velocidades, ya que es capaz de modificar la distribución de fuerza entre los ejes en fracciones de segundo, tan rápido para compensar situaciones de sobreviraje y subviraje con lo que también mejora el comportamiento dinámico a medias y altas velocidades.

El potencial deportivo del BMW X5 E53 quedó demostrado con la variante de competencia del equipo BMW X – raid que ganó el Rally Paris Dakar en la categoría de vehículos a Diesel en el 2004. También con el E53, BMW decidió explorar las capacidades del BMW X5 en las pistas con el concepto del BMW X5 Le Mans que llevaba el motor V12 de V12 de 700 hp que fue utilizado en las variantes de calle y de competencia del McLaren F1 y en el BMW V12 LMR.

Las ventajas de los SAV para su uso como vehículos especiales fueron aprovechados también para desarrollar la primera generación del BMW X5 Security, cuyo proceso de blindaje fue implementado en la Planta de BMW en Toluca, México que se encarga de instalar los componentes a prueba de balas en un BMW X5 que estaba preparado en cuanto a suspensión, sistema de frenos y adaptaciones en los sistemas de control de deslizamiento para el peso adicional de los materiales de blindaje, logrando un desempeño dinámico muy superior al de otros vehículos blindados en el mercado.

El BMW X5 (E70) de segunda generación

El gran éxito del BMW X5 también aceleró el volumen de producción de la Planta de Spartanburg, y con la llegada de la segunda generación en el 2006, estaba preparada para un mayor volumen de producción destinado a satisfacer la creciente demanda de los mercados.

El BMW X5 E70 incluyó por primera vez el sistema BMW iDrive, además de ofrecer como opción una tercera fila de asientos, haciéndolo aún más atractivo para familias. Con la actualización de modelo del BMW X5 E70, se utilizó una nueva generación de motores BMW TwinPower Turbo en configuraciones de 6 cilindros en línea y V8, ofrecidos junto con la transmisión Steptronic de 8 velocidades y logrando de forma simultánea mejorar la eficiencia y el desempeño.

Con el BMW X5 E70 se instaló también por primera vez el sistema BMW iDrive al BMW E70 además de que fue en esta generación cuando hizo su debut el primer BMW X5M con un motor V8 M Twin Power Turbo. El BMW X5 M contaba con refuerzos estructurales en la carrocería, además de la suspensión y dirección diseñadas por BMW M, y un diferencial trasero con sistema DPC (Dynamic Performance Control) capaz no solamente de bloquear el diferencial sino de variar la cantidad de fuerza que puede mandar a cada rueda, ayudando a mejorar la agilidad al salir de las curvas bajo aceleración.

La tercera generación del BMW X5 (F15)

Quince años después del debut del primer BMW X5, la tercera generación (F15) incluyó en su diseño elementos aerodinámicos calculados parea incrementar la eficiencia, la cabina ofrecía mayor espacio para los ocupantes y se incluyeron múltiples innovaciones de BMW ConnectedDrive. Por primera vez en X5 se ofreció el sistema DPC (Dynamic Performance Control) como un equipamiento opcional combinado con la suspensión adaptativa.

Con el F15 se ofreció por primera vez una variante hibrida conectable del X5, el BMW X5 xDrive40e que en el 2015 ya ofrecía un rango puramente eléctrico de hasta 31 kilómetros, aumentando su eficiencia de forma significativa en recorridos urbanos.

La variante M de la tercera generación del 5, el X5 M estrenó una transmisión de 8 velocidades M Steptronic con Drivelogic (en el modelo anterior del X5 M se utilizaba una transmisión M Steptronic de 6 velocidades), que además de ofrecer programas enfocados al confort, eficiencia de combustible o manejo deportivo también permite al conductor utilizar la función launch control para lograr aceleraciones espectaculares.

El X5 actual, la cuarta generación (G05)

Lanzada en el 2018, la cuarta generación del BMW X5 vino acompañada de innovaciones en todos los frentes, acompañadas por un diseño que es fiel a los orígenes de la familia X de BMW, las innovaciones incluyeron a la nueva generación de motores de 6 cilindros en línea y V8, además de la disponibilidad de variantes hibridas conectables que permiten recorridos puramente eléctricos de hasta 110 kilómetros en el ciclo WLTP.

En la última actualización de modelo, el BMW X5 (G05) fue actualizado con el sistema BMW iDrive 8, que usa el BMW Curved Display como medio las funciones de información, entrenamiento y conectividad. Con esta actualización de modelo también se incluye la opción de BMW Digital Key Plus que permite a los clientes abrir y cerrar sus vehículos a través de tecnología UWB de banda ultra ancha por medio de un teléfono inteligente.

El concepto BMW iX5, que utiliza como base al BMW X5 (G05) plantea la posibilidad de utilizar hidrógeno, almacenado en forma de gas dentro de tanques en el vehículo, para alimentar celdas de combustible. La energía eléctrica que producen las celdas de combustible es utilizada para alimentar al motor eléctrico que impulsa al vehículo.

El camino por delante

El compromiso de BMW con la sostenibilidad se extiende también al futuro del BMW X5, la apertura de tecnologías permitirá que los clientes tengan acceso a la tecnología que mejor se adapte a sus necesidades y a las condiciones de cada mercado.

El vehículo que definió a los SAV o vehículos de actividades deportivas seguirá arrancando sonrisas a los conductores en los caminos del mundo.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Visita la web oficial del Salón Internacional de la Motocicleta
Visita la web oficial de Mercedes-Benz Camiones & Buses
Visita la web oficial de Husqvarna Argentina
Visita la web oficial de KTM Argentina
Visita la web oficial de Royal Enfield Argentina
Visita la web oficial de Kia Argentina