Por Héctor O. Losino

En el Primer Salón Latinoamericano de Vehículos Eléctricos en Buenos Aires entrevistamos Renan Schipanski, ingeniero de ventas en Volvo Brasil y responsable técnico de las tecnologías de electromovilidad y combustibles alternativos para América Latina.

volvo-truck-buses-en-el-1er-salon-latinoamericano-de-vehiculos-electricos-en-buenos-aires-1

Foto: Héctor O. Losino

“En Volvo tenemos varias líneas de tecnología; desde un híbrido convencional que utiliza un motor diesel más un motor eléctrico, para lograr un ahorro de combustible de hasta un 35%. Pero también contamos con el eléctrico híbrido, que es un híbrido convencional con un enchufe en el techo para cargar las baterías de forma externa y poder utilizar el vehículo en modo eléctrico durante más tiempo, con lo cual se ahorra bastante combustible y además se reduce la emisión de partículas contaminantes”, reveló Schipanski.

Schipanski aseguró que “un vehículo eléctrico híbrido puede ahorrar hasta un 60% de energía que un motor diesel convencional, con lo cual se logra un 75% menos de emisión de CO2, lo que se trasunta en una mejor calidad para los pasajeros y la sociedad en general, porque el gran problema es el transporte de colectivos con tecnologías viejas. Por ello, desde Volvo tenemos un portfolio de productos para todo tipo de aplicaciones en una ciudad”, lamentando Schipanski que “nuestra última tecnología que es 100% eléctrica desafortunadamente todavía no la tenemos en Latinoamérica.

“Todas las tecnologías de Volvo que tienen la carga externa como el eléctrico híbrido la utilizamos con el único motivo de privilegiar el transporte de las personas. Por ello nuestras baterías son más livianas (de 220 hasta 300 kilos), y para cargarlas tenemos estaciones en cada parada de colectivos. Por el contrario, las otras tecnologías de carga nocturna tienen baterías de 3 toneladas de peso para circular durante el día. Nosotros transportamos personas, no baterías”, subrayó Schipanski.

Consultado sobre la posibilidad de utilizar tecnologías híbridas en el transporte de carga, Schipanski dijo que “Volvo la tiene desarrollada para camiones; pero la privilegiamos para los autobuses porque tiene un ciclo de operación que es bueno para una tecnología híbrida. En Argentina estamos promoviendo el híbrido convencional, porque la matriz energética en este país es esencialmente termoeléctrica, y no podemos quemar combustible para producir energía. La ventaja de este vehículo es que la energía eléctrica se produce durante el frenado, logrando un 35% de ahorro de combustible y hasta un 90% menos de humo negro”.

Schipanski comentó que “nuestro mercado Latinoamericano es diverso. Tenemos más de 350 autobuses híbridos en Colombia, y en Brasil también están en San Pablo, Curitiba y Fox de Iguazú”.

“Volvo tiene la tecnología; pero necesitamos el apoyo de las autoridades para tener incentivos fiscales porque, desafortunadamente, la inversión inicial de esta tecnología es mayor; pero los beneficios son muy positivos porque mejora la calidad de vida de la población” expresó Schipanski.

Por último, destacó que “Volvo en Europa no produce más autobuses con motor diesel, solamente con tecnologías híbridas y eléctricas, que es una tendencia mundial en el transporte”.

Galería de Imágenes

Fotos: Héctor O. Losino

Ford Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina

Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita el Sitio Oficial de Nissan.  
Visita el Sitio Oficial de Toyota.  
  Visita el Sitio Oficial de Scania.