Por Héctor O. Losino

Gracias al ofrecimiento de DaimlerChrysler Argentina, tuvimos la oportunidad de probar la Berlina de la Nueva Clase E de Mercedes Benz, en su versión 270 CDI Elegance, y en su clásico color plata brillante.

Mercedes Benz Clase E 270 CDI Elegance 1

¿Qué podemos expresar de este genuino producto de la marca alemana que ya no se haya dicho?. Hemos conducido y disfrutado de este excepcional vehículo, tanto en ciudad como en ruta y, verdaderamente, brinda un enorme placer manejarlo.

Posee un imponente aspecto exterior, con refinada trompa enmarcada por el capó y guardabarros de formas redondeadas. Una tradicional parrilla brillante con cuatro lamas y cuatro faros ovalados, halógenos y de cristal transparente. El paragolpes está pintado del color de la carrocería. Siguiendo por las sobrias líneas laterales, visualizamos su cintura ascendente hacia atrás y detalles exquisitos, como el distintivo “Elegance”, integrado en el listón antirroce.

Los apliques de las manillas de las puertas son cromados, los espejos retrovisores exteriores calefaccionados, rebatibles eléctricamente y regulables desde el interior. En la cola sobresalen generosos faros traseros de forma triangular; los mismos se prolongan hasta los laterales, con un suave reborde en la tapa del baúl. Dicha tapa posee luz de freno adicional. El techo corredizo es elevable, de cristal tonalizado, con accionamiento eléctrico.

Cuenta también con una generosa superficie vidriada y llantas de aleación de 16 pulgadas y 13 orificios. Todos los detalles mencionados hacen que este vehículo despierte miradas de admiración a su paso.

La nueva Clase E ha logrado un excelente coeficiente aerodinámico (Cx) de 0,26 que redunda en un moderado consumo y bajo nivel -casi inexistente- de ruidos, incluso circulando a altas velocidades.

Su interior, de gran confort, presenta detalles exquisitos como: revestimientos en madera de raíz de nogal; tapizado de cuero, y volante multifunción con regulación en altura y profundidad forrado en idéntico material. Los instrumentos son negros con aro cromado; destacándose el velocímetro, flanqueado por el cuentarrevoluciones y el reloj. En un display central se recogen las informaciones para el conductor, fácilmente legibles. También tiene indicador de temperatura del motor y de nivel de combustible.

En cuanto al sistema de audio, cuenta con radio AM – FM (incluye 10 altavoces), pasacassette y reproductor para 6 CD.

Los asientos delanteros poseen ajuste eléctrico memorizable y los cuatro alzacristales también se accionan eléctricamente.

El climatizador automático Thermatic brinda un ambiente muy agradable para viajar (en nuestro caso con un clima bastante frío), ya que permite la regulación de la temperatura y el caudal del aire circulante.

El motor es un diesel Common Rail de 5 cilindros en línea, 2.685cc. de cilindrada, 4 válvulas por cilindro y 177 CV de potencia a 4.200 rpm. La relación de compresión es de 18.0 y acelera de 0 a 100 Km/h. en solamente 8.4 segundos. Su marcha es muy suave, casi silenciosa. No parece que fuera un vehículo a gasoil.

El tipo de impulsor que equipa al vehículo, se comprueba a la hora de recargar combustible, porque es muy económico. Circulando en ciudad consume 9.8 l/100 km., mientras que en trayectos mixtos, respetando las velocidades estipuladas, se reduce a 6,8 l/100 km. Si transitamos por carretera, el consumo es de 5,3 l/100 km y su velocidad máxima es de 229 km/h.

Nuestro vehículo estaba equipado con una caja de cambio automático de 5 marchas, con accionamiento secuencial, que transmite la potencia del motor hacia su tracción trasera.

Tiene un espacioso baúl -con apertura a distancia y desde el interior-, suficiente para alojar el equipaje de los 5 pasajeros que cómodamente pueden viajar, aún en trayectos largos. En el piso, debajo de la alfombra, está ubicado el compartimiento de la rueda de auxilio, con las correspondientes herramientas.

En cuanto a la seguridad, el auto cuenta con zonas de deformación controlada, ABS, airbags frontales y laterales para conductor y acompañante, y airbags laterales traseros. Posee cinturones de seguridad delanteros, regulables en altura, con tensor de seguridad y limitador de fuerza de tensado, más tres cinturones de seguridad traseros.

El limpiaparabrisas está equipado con sensor de lluvia, lo cual hace que la frecuencia del barrido se adapte progresivamente a la intensidad de las precipitaciones.

Cuenta además con alarma antirrobo; cierre con bloqueo automático programado; sensores frontales de impacto integrados en el frente de la carrocería, garantizando una correcta activación de los sistemas de retención, adecuada al tipo y a la intensidad del impacto.

La llave de contacto es programable, con función de memoria. En su microchip se pueden grabar las posiciones de los asientos y el retrovisor, como así también la del volante.

El modelo testeado estaba equipado con suspensión neumática semiactiva Airmatic Dual Control, que absorbe por completo las irregularidades del pavimento sin que ello repercuta negativamente en el comportamiento dinámico del vehículo. Además, el rodado de 16 pulgadas de diámetro, con neumáticos de formato 225/55 R 16 montados en llantas de aleación, le otorgan un suave andar aún por las deterioradas calles de Buenos Aires.

En conclusión; sería muy extenso expresar el placer y la satisfacción que brinda conducir este excepcional producto de Mercedes Benz que, además, tiene un completísimo equipamiento de serie. ¡Sólo hay que manejarlo y disfrutarlo para darse cuenta de ello!

Galería de Imágenes

Fotos Juan Pablo y Héctor O. Losino

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 228 km/h.
  • Aceleración: (0-100 km/h) 9”2.
  • Consumo Promedio: 6,8 litros/100 km.
Visita la web oficial de Yamaha Argentina
Visita la web oficial de Michelin Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina
Visita la web oficial de Yamaha Argentina
Ford Argentina
Advertisement
Ford Argentina
 
Visita el Sitio Oficial de Nissan.   Visita el Sitio Oficial de Scania.