El IMs de Nissan, presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica 2019 (NAIAS por sus siglas en inglés), es un tipo de automóvil completamente nuevo: un «sedán deportivo elevado», el cual toma ventaja en el diseño, plataforma y tren motriz de la tecnología desarrollada a través de la visión Nissan Intelligent Mobility.

Si bien está más cerca de un sedán que de un crossover, las proporciones revolucionarias del concepto IMs crean un segmento de vehículos totalmente propio. Se define por su identidad de vehículo eléctrico puro, con la batería ubicada debajo de la carrocería, elevando la altura de la cabina. Su espacio interior alargado, resultado de la distancia entre ejes extendida del vehículo, presenta una arquitectura de asientos «2+1+2» exclusiva con asientos delanteros giratorios y un asiento trasero que ofrece tres plazas transversales o, una vez que los asientos laterales traseros delgados están abatidos, se transforma en un indulgente «Asiento Premier» al centro de la parte trasera, digno de un viaje ejecutivo de clase mundial.

«Los avances en la tecnología de los vehículos eléctricos y la conducción autónoma han permitido a nuestros diseñadores liberarse de las reglas de las plataformas y diseños que restringen a los vehículos de pasajeros tradicionales, para crear un tipo de auto completamente nuevo», dijo Alfonso Albaisa, vicepresidente senior de diseño de Nissan. «El IMs explora los límites del diseño del sedán con un enfoque que eleva la categoría tanto en apariencia como en funcionalidad».

Diseño con influencia en la visión Nissan Intelligent Mobility

El poderoso diseño exterior e interior del IMs es posible gracias a la innovadora tecnología eléctrica y autónoma desarrollada a través de Nissan Intelligent Mobility, la visión que reúne diversos recursos de ingeniería, construcción y tecnología para transformar la forma en la que los vehículos son conducidos impulsados e integrados en la sociedad.

El IMs es un estudio de dualidad y contraste. En el modo de conducción autónoma, tiene un funcionamiento completamente manos libres; mientras que, en el modo de conducción manual, ofrece la experiencia de conducción emocionante y de alto desempeño que sólo un vehículo eléctrico avanzado puede proporcionar.

El IMs también posee los más altos niveles de tecnología de seguridad y conectividad del mundo virtual, todo ello envuelto en un diseño atractivo que destaca la artesanía y el diseño japoneses modernos.

Avances eléctricos, autónomos y de conectividad

Integrando totalmente los tres pilares de Nissan Intelligent Mobility: Intelligent Driving, Intelligent Power e Intelligent Integration, el IMs avanza hacia la creación de una sociedad móvil sostenible centrada en los vehículos eléctricos, la conducción autónoma y la conectividad.

Nissan IMs Concept

El tren motriz eléctrico del IMs consta de dos motores eléctricos (delantero y trasero) y una batería de carga rápida de 115 kWh que genera 483 caballos de fuerza (360 kW) y 590 lb-pie (800 Nm) de torque, garantizando que el vehículo concepto no sólo se mantenga a la par de los sedanes deportivos modernos, sino que deje a la mayoría de ellos mordiendo el polvo. Capaz de recorrer una distancia estimada de 380 millas con una sola carga, el IMs está en el mismo campo de juego que sus homólogos de gasolina en términos de alcance.

El tren motriz utiliza un sistema de tracción de alto desempeño en las cuatro ruedas, lo que resulta en un equilibrio ideal del peso de la parte delantera y trasera, una tracción excepcional y un excelente desempeño en las curvas en casi todas las condiciones. Gracias a una suspensión neumática avanzada que se adapta a diferentes situaciones de conducción, el IMs proporciona una conducción suave y estabilidad en curvas.

Diseño exterior elegante

El exterior del prototipo IMs ejemplifica el nuevo lenguaje de diseño del «sedán deportivo elevado» de Nissan, que transforma un sedán tradicional en un vehículo con proporciones atractivas, carácter deportivo y excelente aerodinámica. Exclusivo de Nissan, combina perfectamente cualidades futuristas de alta tecnología con toques japoneses atemporales.

La forma exterior del IMs se caracteriza por tener líneas horizontales y verticales simples en lugar de superficies esculpidas. Abandona el tema de «techo flotante» distintivo de Nissan para aprovechar las ubicaciones del pilar A delantero y el pilar C extendido de las proporciones de la nueva carrocería. La forma elegante no es sólo deportiva; también resulta en un bajo coeficiente de arrastre. Además, varios paneles de la carrocería, incluyendo los guardabarros, el alerón delantero, los paneles de estribo y una bandeja inferior de longitud completa, proporcionan una carga aerodinámica efectiva y una elevación mínima a altas velocidades.

La línea del techo se inspiró en la forma de la luna, con los detalles de aluminio cepillado anodizado de color dorado en los rieles del techo que recuerdan al anillo de luz de luna creado por un eclipse. Las proporciones únicas del vehículo, definidas por su larga distancia entre ejes y media altura, los pilares A delanteros de la cabina y el ángulo inclinado de la ventana trasera, le dan al vehículo una silueta pura y simple.

«Observamos la herencia de Nissan y nos dimos cuenta de que algunos de nuestros modelos más exitosos, como la primera generación de Murano y nuestros autos Z®, tenían siluetas muy simples», dijo Albaisa. «Con la simplicidad del diseño, la calidad percibida también se mejora de forma natural».

El lenguaje de diseño V-motion distintivo de Nissan, incorporado a lo largo de toda la línea de modelos de Nissan 2019, se enfatiza en la fascia frontal sin parrilla del IMs a través de la forma y la ubicación de los faros delanteros. El diseño audaz y delgado de las luces en forma de V, es prominente y práctico, lo que le da al vehículo un aspecto futurista y distintivo de Nissan, mientras que las agresivas ruedas de 22 pulgadas añaden actitud deportiva.

En el modo de conducción autónoma, los faros delanteros y la luz de combinación trasera del IMs se vuelven azules, y la luz parpadea continuamente en el centro de la parte delantera y trasera para notificar a los peatones y otros conductores sobre su estado autónomo.

El exterior también cuenta con secciones profundas en las puertas, un cofre tridimensional, luces traseras holográficas, un alerón trasero integrado y un parachoques trasero levantado. La carrocería de 4 puertas sin pilar B incluye puertas traseras de apertura inversa para un fácil acceso al interior, una estructura de techo súper delgada, manijas de puertas invisibles con eClinch, ventanas laterales súper al ras y cámaras laterales en lugar de retrovisores exteriores. Las cámaras laterales se pliegan cuando el IMs está en modo autónomo.

Para enfatizar el carácter japonés del automóvil, un gráfico geométrico inspirado en un patrón tradicional japonés llamado Asanoha se ha aplicado en oro sobre la superficie del techo de vidrio ahumado del IMs. El patrón se utiliza en todo el vehículo, incluso en las ruedas y dentro de la cabina.

El diseño interior refleja el futurismo japonés atemporal

El interior del IMs representa una nueva forma de visualizar cómo se moverán los viajeros en un mundo de conducción autónoma. Para ayudar a expresar el amplio espacio de la cabina, los diseñadores crearon una separación visual del cuerpo y el greenhouse. Dando prioridad al espacio interior del vehículo, todos los componentes del tren motriz se han escondido debajo del piso de la cabina.

«Con la plataforma elevada y plana, y la ausencia de restricciones interiores, hay una sensación de casi levitación, como si estuvieras viajando en una alfombra mágica», dijo Albaisa.

En contraste con el carácter del exterior como de la era espacial, el interior del IMs se inspira en un hogar japonés moderno. En lo que los diseñadores de Nissan llaman «futurismo japonés atemporal», la cabina combina elementos japoneses modernos, resaltados por ejemplos de artesanía de alto nivel, con una expresión de alta tecnología. Por ejemplo, las formas del panel de instrumentos y el borde de la puerta reflejan «una nave espacial a la luna», con el uso de telas y colores oscuros animados con rayas de luz que recuerdan a la luz de la luna y la sombra. Los colores y materiales crean un ambiente íntimo que puede ser animado con luz alrededor de los ocupantes.

En el modo de conducción manual, el interior del IMs se convierte en una cabina centrada en el conductor con tecnología avanzada de asistencia al conductor y pantallas de información de múltiples niveles, que le dan al conductor el control total del vehículo. Los complejos componentes interconectados del vehículo, los sensores y las unidades de control están integrados en una interfaz simple. Por ejemplo, la pantalla súper delgada y flotante de dos capas del panel de instrumentos ofrece información técnica y una exploración visual del mundo alrededor del vehículo cuando se desea.

En el modo de conducción autónoma, el volante se retrae y los asientos delanteros giran hacia adentro para voltear hacia la innovadora disposición de los asientos traseros, caracterizada por el «Asiento Premier» especial.

«No hay consola central, por lo que cuando se giran los asientos delanteros, el interior se convierte en una «gran área» agradable y relajante donde los ocupantes pueden interactuar unos con otros de una manera cómoda», dijo Albaisa. «Y el asiento central trasero exclusivo le permite al pasajero principal disfrutar de las funciones de conectividad inteligente del vehículo en todo momento, ya sea que el conductor esté en modo autónomo o en modo manual».

Una interfaz gráfica de usuario sencilla e impecable

Para completar el sentido de dualidad del IMs tenemos la interfaz gráfica de usuario avanzada. En el modo de conducción manual, la interfaz es flexible para las actualizaciones y de diseño simple, incluyendo un número mínimo de interruptores y controles.

El diseño y la lógica de la interfaz, combinados con una tecnología de conducción totalmente autónoma, permiten al conductor experimentar completamente el alto nivel de desempeño proporcionado por el tren motriz eléctrico de tracción en todas las ruedas del IMs.

El panel de instrumentos grande y delgado con cuatro pantallas compactas sigue una arquitectura de información horizontal que mejora el espacio interior. El diseño se ha afinado para seguir los movimientos naturales del ojo. Justo enfrente del conductor, sin estar obstruido por el volante retráctil, hay un grupo de instrumentos «en capas», en donde la capa principal sólo proporciona información crítica para permitir que el conductor se concentre en operar el vehículo sin distracciones innecesarias. La segunda capa ofrece información adicional cuando sea necesario.

Otra característica clave, la «plataforma de detección interior», utiliza sensores y cámaras para monitorear la condición del conductor. Interpreta las expresiones faciales y la postura del cuerpo para determinar si el conductor no puede continuar conduciendo. Activa en modo de conducción manual y autónoma, la plataforma llevará al IMs a detenerse de forma segura y controlada si el conductor está incapacitado.

Invisible-to-Visible: Fusionando el mundo real y el virtual

Mejorando aún más al IMs está su conexión única con el mundo virtual, la cual Nissan llama Invisible-to-Visible, o I2V. Se refiere a una interfaz 3-D donde el mundo real converge con el mundo virtual. Una plataforma desarrollada por Nissan, I2V ayuda a los ocupantes del vehículo a ver lo que de otra manera podría ser «invisible», agregando confianza y emoción a la experiencia del vehículo.

La oportunidad de «ver lo invisible» es posible gracias a la tecnología Omni-Sensing, recientemente anunciada por Nissan en la feria CES. El IMs está conectado a la información de detección del mundo real, que se recopila y refleja desde el mundo virtual, y se muestra ante los ojos del conductor y del pasajero para una experiencia rica de realidad mixta. Las personas también podrán conectarse entre sí a través del mundo virtual y Omni-Sensing.

Por ejemplo, la tecnología puede ayudar a los conductores a ver a la vuelta de las esquinas, visualizar información precisa sobre embotellamientos, incluyendo las causas, y determinar rutas alternativas para un viaje sin estrés. Los conductores incluso pueden disfrutar de la compañía de un «pasajero» del mundo virtual en forma de un avatar de realidad aumentada tridimensional dentro del automóvil.

Listo para su lanzamiento

El Nissan IMs es un estudio avanzado de proporciones progresivas, que resulta en un tipo de vehículo completamente nuevo: el sedán deportivo elevado. Con su exterior elegante y su cabina cálida y enorme, el IMs ofrece un nuevo tipo de experiencia de conducción, de forma manual, autónoma y virtual.

«Hemos creado un vehículo de desempeño deportivo que es igualmente inspirador y agradable en los modos de conducción manual y autónoma», dijo Albaisa. «Gracias a la tecnología de Nissan Intelligent Mobility y la increíble visión de nuestros diseñadores, el IMs realmente representa la próxima etapa en la movilidad sostenible».

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina

Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita el Sitio Oficial de Nissan.  
Visita el Sitio Oficial de Toyota.  
Visita el Sitio Oficial de Total Argentina.