Por Héctor O. Losino

El Citroën C4 (5 puertas) fue presentado hacia fines del 2004 en Europa, logrando un gran éxito comercial y vendiendo más de 550.000 unidades en todo el mundo. A mediados de este año, el Grupo Peugeot Citroën de Argentina comenzó la fabricación del Citroën C 4 de tres cuerpos (4 puertas) en el Centro de Producción de El Palomar (Buenos Aires).

Citroen C4 2.0i 16v SX 1

Cabe destacar que desde su lanzamiento en Argentina y en poco más de 4 meses este producto también ha tenido un destacado éxito de ventas, y ello ha motivado que ya se hayan producido 10.000 unidades (al 5 de octubre) de las 50.000 anuales que se prevén fabricar. No obstante, el 90% de esa producción se exportará a los 5 continentes, y de ese porcentaje el 32% se destinará al mercado europeo. También hay que señalar que, según las diferentes versiones y motorizaciones, el Citroën C4 tiene un elevado porcentaje de piezas integradas localmente que varía entre 60% y 75%.

Aspecto Exterior

La figura del Citroën C4 es muy agradable, imponiendo un estilo único que es símbolo de elegancia, carácter y status.

Su parte delantera muestra la clásica figura de la marca, donde se aprecian claramente sus grandes chevrones característicos que se prolongan por medio de baguetas cromadas desde el centro de la parrilla hasta las ópticas en forma de boomerang, que se desplazan hacia los laterales de la berlina. También se destacan el afilado capot y el paragolpes envolvente que contiene una amplia grilla color negro mate y los faros de profundidad.

El perfil del Citroën C4 pone al descubierto su esbelta y alargada silueta, casi en forma de arco, que se complementa con la amplia superficie vidriada y otros detalles de categoría como los espejos retrovisores, en cuya base tiene incorporada la luz de giro y de balizas, las muy bien logradas manijas color carrocería y también los insertos negro mate en los zócalos y un sector bajo de las puertas del vehículo para evitar el deterioro de la pintura ante posibles toques.

El sector posterior del C4 muestra sus generosas ópticas, también en forma de boomerang, que igualmente se desplazan hacia los laterales de vehículo y que están unidas por una bagueta cromada dispuesta a lo largo de la tapa del baúl, en su parte inferior. Respecto de dicho portón, se destacan en él los dos chevrones y la identificación de la marca y el modelo. Por último, el paragolpes cuenta con un espacio especial para la placa de identificación.

Las logradas llantas de aleación de 16 pulgadas y 8 rayos acrecientan su impactante y esbelta figura.

Interior y Equipamiento

El amplio interior del Citroën C4 es sumamente acogedor, no sólo por la buena ergonomía de sus asientos y la calidad de su tapizado de pana sino también por la cantidad de elementos de confortabilidad y seguridad que hacen que las 5 personas mayores que transporta puedan ubicarse cómodamente y disfrutar plácidamente tanto de un viaje por la ciudad como por ruta. Además, tiene un gran número de espacios porta-objetos.

La posición de manejo es muy fácil y rápida de lograr por la regulación en altura y profundidad del volante, de buen grip, como así también por el ajuste longitudinal y también en altura de la butaca del conductor. Por otra parte, los controles están al alcance de la mano y son de fácil identificación.

Otro dato interesante e innovador del C4 es el centro del volante, que es fijo, y en él se encuentran instalados el airbag para el conductor, la bocina, y diversos mandos a distancia como el del sistema de audio, de la pantalla multifunción, del regulador y limitador de velocidad, y de otras funciones opcionales. Sobre ambos lados de la columna de dirección están los mandos de luces y limpia-lava parabrisas.

El tablero de instrumentos es muy completo y se complementa con variados indicadores por luces testigo. De esta forma, quien conduce el C4 tiene un amplio panorama sobre el desempeño del vehículo con dar un simple vistazo no sólo a dichos indicadores y al cuentavueltas situado sobre la columna de dirección sino también a la doble pantalla multifunción, la que está sobre el tablero o la otra ubicada debajo de los aireadores centrales.

El vehículo tiene pack eléctrico para la regulación y plegado de los espejos exteriores como así también para el accionamiento de los alza-cristales (con antipinzamiento) de las cuatro puertas.

El aire acondicionado bi-zona es muy efectivo, como así también la radio AM/FM con CD y Mp3, que tiene 4 parlantes (1 en cada puerta) y 2 tweeter (ubicados en ambos extremos de la parte superior del tablero) que le permiten emitir un buen sonido.

El equipamiento de seguridad del Citroën C4 es extremadamente completo ya que cuenta con ABS en las 4 ruedas, Asistencia al Frenado de Urgencia (AFU), Control de estabilidad (ESP), Distribución Eléctrica de Frenado (EBD/REF), Control de Tracción (ASR), airbags delanteros frontales (conductor + pasajero), airbags tipo cortina, airbags delanteros laterales, apoya-cabezas delanteros regulables en altura e inclinación, igual que los apoya-cabezas traseros, cinturones de seguridad delanteros de 3 puntos inerciales con pretensionador y regulables en altura, cinturones de seguridad traseros de 3 puntos inerciales (el central inercial) con pretensionador, columna de dirección colapsable, fijación de asientos para niños (ISOFIX), sensores de estacionamiento, cierre centralizado de puertas por comando a distancia que, además, se bloquean cuando el vehículo alcanza una velocidad de 10 km/h, alarma antirrobo, encendido de luces por temporizador, entre otros elementos.

El baúl es amplísimo y de fácil acceso, con 513 litros de capacidad sin rebatir los asientos traseros, que pueden hacerse en la proporción 1/3-2/3.

Motor y Transmisión

La unidad probada viene equipada con un motor a nafta de 4 cilindros en línea en posición transversal delantera, de 1.998 cm3, 16 válvulas e inyección multipunto, que eroga una potencia de 143 CV a 6000 rpm. y un par máximo de 200 kgm. a 4000 rpm.

Tiene tracción delantera, con caja manual de 5 marchas hacia adelante y MA, de muy suave y preciso accionamiento.

Suspensión y Frenos

La suspensión delantera es con ruedas independientes, de tipo Mc Pherson, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos tipo hidráulico y barra antirrolido.

La suspensión trasera es con ruedas independientes, traversa deformable, barra antirrolido integrada, resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos tipo hidráulicos.

Los frenos delanteros son a discos ventilados y los traseros a discos.

Conclusiones

No caben dudas que el Citroën C4 de producción nacional ha sido desarrollado para brindar las máximas satisfacciones a sus propietarios. Su terminación es excelente y se han empleado para su fabricación tecnología y materiales de punta. Además, se lo equipó de serie con la mayor cantidad de elementos no sólo de confort sino también de seguridad, activa y pasiva, habiéndose tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle para que los ocupantes puedan disfrutar en forma plena de sus prestaciones.

El motor de 2.0 L, 4 cilindros y 16 válvulas, es de moderna generación, con una potencia de 143 CV que son suficientes para desempeñarse con soltura no sólo en la ciudad sino también en la ruta, principalmente. Tiene una muy buena elasticidad que le permite tener un suave y progresivo reprise en las distintas marchas y regímenes (rpm) del motor.

Su comportamiento dinámico ha sido excelente, con un buen desempeño para circular por las congestionadas calles de Buenos Aires como así también en el tránsito por rutas. Su tenida fue óptima, no sólo circulando en rectas sino también en curvas, y mucho tiene que ver con ello el diagrama de las suspensiones como así también la distancia entre ejes. A pesar de sus amplias dimensiones es muy fácil de manejar, por su dirección asistida variable. Además, no se detectaron vicios de ninguna índole durante nuestra intensa prueba.

El despeje del C4 es suficiente como para que normalmente la parte baja no toque el suelo ante baches y cunetas. Pero como una medida de seguridad viene equipado con un chapón protector del cárter. No obstante, hay que tener algún tipo de cuidado con las cunetas muy profundas porque puede tocar el suelo el babero inferior del paragolpes delantero.

Otro dato importante para señalar es que el neumático de repuesto, que está ubicado dentro del baúl -debajo de la alfombra y junto con las herramientas para el recambio-, también tiene su llanta de aleación, con lo cual se evita que en caso de una pinchadura y una vez reparada ésta haya que volver a colocarla en situación de rodaje, ya que hay muchos vehículos equipados con llantas de aleación pero la de auxilio generalmente es de chapa.

Por último cabe señalar que la relación precio-producto del Citroën C4 es excelente, por su amplio equipamiento de serie, sus prestaciones, óptima calidad de terminación y materiales utilizados, que lo convierten en una muy buena opción de compra para aquellas personas que hacen del auto su cotidiano vivir.

Y si a todo ello le agregamos el toque de distinción que brinda el perfume de interiores que trae incorporado el C4, que permite perfumar el ambiente con más de diez fragancias, el placer de disfrutar este Citroën es total.

Galería de Imágenes

Fotos Juan Pablo y  Héctor O. Losino

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 203 km/h.
  • Aceleración: (0-100 km/h) 9”7.
  • Consumo urbano: (lts/100 km): 11,5 (8,7 km/litro).
  • Consumo extraurbano: (lts/100 km a 120 km/h): 6,5 (15,3 km/litro).
  • Consumo mixto: (lts/100km) 9,0 (12,0 km/litro).

Precio (Noviembre de 2007/IVA incluido)

  • C4 2.0i 16v SX: $69.200.-

Garantía

  • 1 año, sin límite de kilometraje.
 
 
  Visita el Sitio Oficial de Scania.
  Visita el Sitio Oficial de Honda.