Por Héctor O. Losino

Después de haber probado la versión más “tranquila” del Mitsubishi Lancer (GLS), en esta oportunidad tomamos contacto con la versión deportiva (GT) de este refinado producto japonés del segmento C.

Mitsubishi Lancer 2.0 GT AT 9

No caben dudas que la exitosa trayectoria y experiencia acumulada por la casa de los tres diamantes en las competencias del rally mundial le han servido para el desarrollo de este excelente producto, con los aditamentos necesarios para cumplir con su función deportiva, pero también rodeado del lujo, el confort, las prestaciones y seguridad características de un vehículo familiar. Por ello, y con 35 años de vigencia, el Mitsubishi Lancer sigue siendo reconocido mundialmente.

Y para mantener actualizado a su auto insignia, los ingenieros de Mitsubishi lo han dotado de toda la última tecnología disponible y que está expuesta en esta 9ª generación del Lancer, más estilizada, más potente, más dinámica, con un elevado nivel de equipamiento y lujo.

Exterior

El mismo difiere muy poco del GLS, aunque muestra claramente la esencia de un sedán deportivo por su afilado diseño aerodinámico de la carrocería y su notable coeficiente aerodinámico (CX 0,29), donde se distinguen claramente los faldones en la trompa y los laterales; sus impactantes llantas de aleación de 10 rayos y 18 pulgadas -con cubiertas Yokohama Advan A-10 en la medida 215/45 R18- y el generoso spoiler trasero ubicado sobre el baúl, que dificulta algo la visibilidad hacia atrás. Todos estos aditamentos lo asemejan al Lancer Evolution de rally, y acentúan aún más su neto corte sport.

Interior y Equipamiento

Al igual que el Lancer GT tiene un alto nivel de equipamiento, destacándose el tablero por sus dos relojes circulares que se asemejan al de una moto.

Los tapizados son de muy buena calidad y en fino cuero, con butacas delanteras deportivas y además calefaccionadas. Estas butacas tienen una excelente sujeción lateral, cumpliendo su cometido en especial cuando se transita a mediana y alta velocidad en curva, y diversos ajustes que hacen que la posición de manejo sea muy cómoda de lograr, que se acrecienta aún más por la regulación en altura (no en profundidad) del volante multifunción (control de radio + cruise control), forrado en cuero, al igual que la empuñadura de la palanca selectora y la del freno de mano. La pedalera es de aluminio.

Hay que destacar que el carácter deportivo del Lancer GT se ve acentuado por la posibilidad de realizar los cambios desde el volante mediante dos grandes levas (paddle shifters) -la de la derecha sube cambios y la de la izquierda baja marchas- que son utilizadas generalmente en vehículos de competición. En este caso son fijas (están en la columna de dirección) y no giran con el volante; pero ello no es impedimento para poder disfrutar de una conducción ágil y deportiva. También se puede utilizar la palanca selectora en modo secuencial, accionándola hacia adelante para subir marchas o desplazándola hacia atrás para reducirlas. Por el contrario, si se quiere un manejo normal se puede poner dicha palanca selectora directamente en cambio automático.

A diferencia del GLS, cuenta con un potente equipo de audio de alta calidad y fidelidad Rockford Fosgate que incluye un amplificador de 650 wats con DSP (procesador digital de señal) y un conjunto de 9 parlantes (6 parlantes, 2 tweeters y un subwoofer) que brindan una notable calidad de sonido. El resto del equipamiento interior, excelente por cierto, como así también los detalles de confort y seguridad no tienen mayores diferencias con el GLS que probamos hace poco tiempo atrás.

Motor y Transmisión

El Lancer GT está equipado con el mismo motor del GLS, en posición transversal. Tiene 4 cilindros en línea, de 2 litros, doble árbol de levas a la cabeza (DOHC) y 16 válvulas, además de una relación de compresión de 10:1 y el sistema Mivec, que regula electrónicamente la apertura de las válvulas y prioriza un mayor torque a bajas y medianas revoluciones, entregando una mayor potencia a alto régimen. Este propulsor eroga 154 CV a 6.000 rpm y un par motor de 20,2 kgm a 4.250 rpm. que le da una notable elasticidad y excelente recuperación.

Tiene tracción delantera, y la transmisión se acopla mediante una caja automática de 6 velocidades INVECS – III CVT (Intelligent & Innovative Vehicle Electronic Control System – Continuous Variable Transmission) con modo Sport, que puede ser utilizada en modo secuencial como también mediante las levas (paddle shifters) que están ubicadas en la columna de dirección, como se señaló.

Suspensión, Dirección y Frenos

La suspensión delantera del Lancer GT tiene el clásico y probado sistema McPherson, con muelles helicoidales y barra estabilizadora, más barra estructural de suspensión, mientras que la trasera es de diseño multilink (multibrazo), con barra estabilizadora.

Estas suspensiones tienen un recorrido de 10 mm superior a la del GLS, y los resortes de este Lancer GT son un poco más duros, algo entendible tratándose de un auto deportivo. No obstante, el confort de marcha no está penalizado y es excelente aun circulando por calles empedradas. Además, tanto la trocha delantera como la trasera han sido ensanchadas en 60 mm. De esta forma se obtiene una mejor estabilidad a altas velocidades, en especial transitando en curva. También tiene mucho que ver con este notable desempeño la distancia entre ejes (2.635 mm) como así también el perfil y ancho de pisada de los neumáticos.

En lo que respecta a los frenos, estos fueron redimensionados para adecuarlos a las exigencias de un deportivo. Los discos delanteros son ventilados de 16″ y los traseros sólidos, también de 16″.

El Lancer GT cuenta con ABS (Sistema de antibloqueo de frenos) de 4 sensores y 4 canales, que evita el bloqueo de las ruedas ante una emergencia, con EBD (Distribución electrónica de frenado), que aumenta la fuerza de los frenos donde es necesario para reducir las distancias de frenado.

Seguridad

Por su carácter altamente deportiva, esta versión GT cuenta con ASC (control de estabilidad y tracción), que es posible desconectarla desde el interior, y que le otorga un plus de seguridad cuando se exceden los límites de conducción.

El resto del equipamiento de Seguridad es el mismo del Lancer GLS, que por otra parte es completo. Podemos citar, entre otros (ver Ficha Técnica):

  • S.R.S. Doble airbag frontal; airbags laterales; airbags de cortina; airbag de rodilla del conductor (total 7)
  • Carrocería Rise (Deformación programada ante colisiones)
  • Inmobilizador de motor
  • Barras laterales protectoras delanteras y traseras
  • Cerradura centralizada de puertas con comando a distancia
  • Cinturones de seguridad delanteros ELR de 3 puntos ajustables en altura con pretensionador
  • Cinturones de seguridad traseros ELR de 3 puntos
  • Spoiler trasero con 3ª luz de stop incorporada

Sería importante que pudiera contar con sensores de estacionamiento, sobre todo en la parte delantera, ya que hay que tener cuidado al estacionar porque en algunas circunstancias la afilada trompa puede pegar contra algún obstáculo antes que el paragolpes.

Conclusiones

El Lancer GT es un vehículo versátil que puede cumplir perfectamente con las prestaciones de un deportivo como también las de un elegante sedán de 4 puertas. Es muy cómodo y tiene un elevado nivel de equipamiento, tanto de confort como de seguridad, y un excelente comportamiento dinámico. También hay que destacar la suavidad de marcha.

Como lo señalamos en las conclusiones de la prueba que realizamos del Lancer GLS, el GT se desenvuelve perfectamente por la ciudad. Pero su fuerte está en la ruta, porque transmite seguridad por su aplomado andar y además por su agilidad para realizar adelantamientos. Es muy dócil y franco para manejar, con una dirección asistida que es rápida y precisa respondiendo a las maniobras que uno requiera aun en circunstancias extremas, claro que el control de estabilidad y tracción ayudan y mucho para que uno pueda sentirse un “piloto de rally” conduciéndolo.

A velocidades normales el consumo del GT es bastante contenido y está en los valores del GLS (es el mismo impulsor), aunque hay que tener en cuenta que este deportivo pesa un poco más (1.385 Kg. + 50 Kg. aproximadamente).

Los frenos respondieron muy bien no obstante las exigencias a que los sometimos. Obviamente, los cuatro discos y los distintos sistemas de antibloqueo de frenos (ABS) y distribución electrónica de frenado (EBD), como así también el control de estabilidad y tracción (ASC), permiten una conducción cómoda y placentera de este deportivo.

Como en el GLS, volvemos a reiterar la importancia de la garantía de 3 años ó 100.000 kilómetros (lo que se cumpla primero) que respalda la calidad del producto; un vehículo muy versátil cuyo precio está en sintonía con las prestaciones dinámicas y equipamiento de lujo, confort y seguridad que ofrece.

Galería de Imágenes

Fotos Héctor O. Losino

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 200 km/h.
  • Aceleración: (0-100 km/h) 10”7.
  • Consumo urbano: (lts/100 km): 10,9 (9,2 km/litro).
  • Consumo extraurbano: (lts/100 km a 120 km/h): 8,9 (11,2 km/litro).
  • Consumo mixto: (lts/100km) 10,0 (10,0 km/litro).

Precio (Sept. de 2008/IVA incluido)

  • U$S 38.500.-

Garantía

  • 3 años ó 100.000 km. (lo que se cumpla primero).

Precio indicativo de algunos repuestos:

  • Puerta Delantera: $2.018.-
  • Guardabarros Delanteros: $1.020.-
  • Óptica Delantera Completa: $1.435.-
  • Paragolpes Delantero: $1.889.-
  • Capot: $1.422.-
  • Filtro de Aire: $143.-
  • Óptica trasera: $747.-
  • Parabrisas: $1.816.-
  • Amortiguador Trasero: $409.-
  • Juego de Pastillas de Frenos Delanteros: $369.-
Visita la web oficial de Yamaha Argentina
Visita la web oficial de Michelin Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina
Visita la web oficial de Yamaha Argentina
Ford Argentina
Advertisement
Ford Argentina
 
Visita el Sitio Oficial de Nissan.   Visita el Sitio Oficial de Scania.