El Campeonato Argentino de Súper TC 2000 llegó a su fin y Peugeot se coronó con los tres campeonatos en disputa, el de Pilotos, Equipos y Marcas.

De la mano de Néstor “Bebu” Girolami, Peugeot logró levantar la segunda corona de la categoría luego de la hazaña conseguida por Juan María Traverso el 12 de Noviembre de 1995 a bordo de su Peugeot 405.

STC2000 - Nestor Girolami es el nuevo campeon - Peugeot se adjudico los tres campeonatos en disputa 3

Correspondiente a la 12º fecha del campeonato disputada en el Circuito Internacional de Potrero de Los Funes y en una final sin las Series, donde la clasificación se había llevado a cabo el pasado jueves 27, el #PeugeotLoJackTeam hizo historia de la mano de su director Ulises Armellini.

La diferencia de puntos con los que Girolami llegaba a la cita sobre Leonel Pernía, el segundo, lo mantuvieron tranquilo durante todo el fin de semana, ya que arribando entre los diez primeros el de Isla Verde sería campeón. Y eso ocurrió luego de una intensa y exigente carrera, trabada por momentos debido al ingreso en dos ocasiones del Auto de Seguridad.

La estrategia planteada por el DTA salió a la perfección, y Girolami supo cuidar la integridad de su 408, arribando séptimo, aunque después sería cuarto por las exclusiones, para ser el justo merecedor de la corona de la temporada 2014.

Agustín Canapino, el otro piloto del León que llegaba con chances concretas de consagrarse, dejó en evidencia que la puesta a punto de su auto era la indicada, demostrándose competitivo durante las 21 vueltas. El de Arrecifes llegó a escalar desde el 8º puesto hasta la posición de podio, pero finalmente fue excluido por la CDA debido a la reiteración de maniobras peligrosas sobre los autos de Leonel Pernía (Renault Fluence) y Mariano Werner (Fiat Linea).

Por su parte, en su despedida del #PeugeotLoJackTeam, Julián Santero largó desde el decimocuarto lugar, peleando por momentos la décima colocación con Matías Rossi (Corolla) pero, en la última vuelta, un golpe de Norberto Fontana (Chevrolet Cruze) lo dejó relegado y arribó 15º.

Tres victorias de Girolami en esta temporada (200 km. de Buenos Aires, Callejero de Santa Fe carreras nocturna y diurna); cuatro pole positions; cinco podios y cuatro récords de vuelta (Buenos Aires, Santa Fe nocturna y diurna, y San Juan), el joven de 25 años se convirtió en el 34º campeón de la categoría (contando TC 2000 y STC 2000).

El Campeonato de Equipos, que también estaba en disputa, quedó en manos del #PeugeotLoJackTeam con 426 puntos.
“Todavía no caigo que soy campeón. Estoy muy emocionado; pasan muchas cosas por mi cabeza. Fueron momentos muy duros y difíciles los que tuve que atravesar, y lo primero que quiero decir es que le dedico el campeonato a Guido (Falaschi), que está en mi memoria y me acompañó siempre. A toda mi familia, a mis amigos, a los que creyeron en mí; a todo el Peugeot Lo Jack Team que realmente son unas fieras y me han acompañado en los momentos buenos y malos; siempre han confiado en mí; han apostado, y devolverles todo eso con un campeonato es como tocar el cielo con las manos”, expresó Girolami.

Girolami destacó que “ocupar de ahora en más el mismo casillero que Traverso no lo entiendo, ya que nunca voy a estar a esa altura. Nunca voy a ser un Traverso, ‘flaco’ hay uno solo, y para mí fue el más grande de todos. Me emociona ser el campeón sucesor después de tantos años; sé lo que buscaba todo Peugeot este resultado; sabía muy bien lo que había en juego y por eso no quería fallar ni cometer ningún error”.

“Tuve el mejor auto de toda la temporada; fuimos el equipo que supo mantener una diferencia respecto del resto, con un 408 que nunca se paró. Tenemos el total de las vueltas dadas y eso realmente es para ‘sacarse el sombrero’ y aplaudir a todos los mecánicos e ingenieros. En todo momento tuve la imagen de cada uno de ellos y sus familias, con la sensación de que estaban empujando el auto y que me acompañaron minuto a minuto”, admitió el flamante campeón.

Por último Girolami destacó que “mi ingeniero, Carlos Serpero, fue también un psicólogo para mí; me ha sabido manejar muy bien y gran parte de éste mérito es suyo. Todos los directivos me han acompañado y, por supuesto, con Ulises Armellini a la cabeza pudimos lograr el objetivo. Sentí que el campeonato estuvo en mis manos recién cuando me bajaron la bandera de cuadros; nunca me creí campeón y por eso corrí tranquilo. Mi última vuelta fue increíble; no se terminaba más; aparecieron todos los ruidos; todas las imágenes de mi carrera, y empecé a llorar cuando vi el cartel y no quería cometer ningún error. Pude contenerme, pero cuando vi la bandera lloraba de felicidad; nunca había sentido algo igual”.

El de Arrecifes, Agustín Canapino, comentó que “hice una carrera lineal intentando ir para adelante. Considero que las maniobras con Pernía y Werner estuvieron bien, y de hecho muchas veces no se han sancionado. Me voy con esa sensación de no tener en claro cómo se tiene que correr. En la maniobra con ‘Leo’ (Pernía) vi que él se abrió y dejó el hueco, pero se cerró mucho antes y ahí se produce el toque. Y en la maniobra con Mariano (Werner) me tiré por adentro donde estaba el hueco y nos aplaudimos; en ningún momento tuve mala intención; el circuito es muy exigente y no había mucho lugar para el sobre-paso. Supongo que con el tiempo podré entender mejor las cosas. Por otro lado, quiero felicitar a Girolami por el campeonato y a todo el Peugeot Lo Jack Team por el trabajo que hizo todo el año. Merecida consagración”.

El tercer integrante del equipo, Julián Santero, dijo que “el balance es muy positivo; estoy feliz por ser parte importante de todos los logros que consiguió Peugeot hoy. Terminé dentro de los ocho mejores pilotos, y eso es muy gratificante; es mi primer año en la categoría y la verdad es que lo culmino de la mejor manera. Viví de manera muy intensa ser parte de un equipo que tenía la doble chance de consagrarse; aprendí mucho de mis compañeros a diario, y hoy lo veo disfrutando a ‘Bebu’ y me pone muy contento por él y por todo el equipo que hizo un gran trabajo. Me llevo la calidez y el compañerismo del DTA. Mi momento con el equipo fue el debut; subirme al podio en mi primera carrera fue uno de los recuerdos que más valoro de este 2014”.

Galería de Imágenes

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Ford Argentina
Visita la web oficial de Volkswagen Argentina

Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita el Sitio Oficial de Nissan.  
 
Visita el Sitio Oficial de Scania.