La costa es uno de los principales destinos a la hora de tomarse vacaciones y/o escapadas cortas a lo largo del año. Gran parte de los turistas aprovecha a vacacionar con sus propios vehículos, por eso es importante que conozcan ciertas técnicas de conducción para poder circular en superficies arenosas de manera segura.

Una clave para conducir en la arena es mantener una velocidad constante para que los neumáticos puedan deslizarse en lugar de enterrarse. En el caso de arena más blanda, hay que mantener el equilibrio de aceleración y velocidad, pero no con tanta potencia para evitar que el giro de las ruedas haga que se hundan.

Evitar maniobras violentas o repentinas, o giros bruscos de la rueda que impidan que el vehículo responda al mando. Maniobrar siempre con suavidad al acelerar, guiar y frenar el vehículo.

Un vehículo del tipo SUV o pick-up es proclive a volcar debido a su centro de gravedad elevado, los neumáticos pueden enterrarse en la arena bruscamente y hacer que el vehículo vuelque. Se recomienda girar con radios amplios y tomarse bastante tiempo antes de llegar a la curva o al obstáculo. Si se está trazando un camino nuevo, se necesitará más potencia para no quedar atascado.

Si las ruedas comienzan a patinar, disminuir un poco la aceleración para que se desaceleren y recuperen la tracción.

Cuando se rueda sobre arena, sobre todo cuando el terreno está blando, se recomienda ajustar las presiones de inflado, con el fin de ampliar la huella de contacto del neumático y ganar en tracción.

En este sentido, se sugiere llevar un manómetro de calidad y bajar la presión de los neumáticos en 5 psi por vez hasta alcanzar una tracción óptima. Se aconseja no bajar la presión a menos de 20 psi, ya que incrementaría el riesgo de destalonamiento y daños en la estructura del neumático.

Una vez disminuida la presión de inflado, la velocidad debe ser adaptada y no superar los 25 km/h.

Una vez finalizado el rodaje sobre las zonas arenosas, se debe recalibrar la presión de los neumáticos, llevándolos a la indicada por el fabricante del vehículo.

Evitar regresar a la ciudad para volver a inflar los neumáticos. Si no se tiene un compresor de aire, se recomienda una conducción muy lenta y no recorrer distancias muy largas para asegurarse de que los neumáticos no se recalienten. A un nivel de presión de 20 psi, la velocidad no deberá superar los 25 km/h.

Más allá de estas observaciones, hay otros puntos complementarios que podrían ayudar:

  • Si se atraviesa una zona de playa, controlar los horarios de la marea y conducir con marea baja.
  • El impulso es el mejor aliado cuando conduce sobre la arena.
  • No acercarse demasiado a otros vehículos.

Motores a Pleno® nace en 1991 y desde entonces nos encargamos de informar todo lo referente al automovilismo y motociclismo deportivo y las novedades de la Industria Automotriz. Ha pasado por diferentes formatos como la radio o la TV por cable, y desde el año 2000 lanzamos la primera versión del sitio en internet que funciona ininterrumpidamente hasta la actualidad. Motores a Pleno® está registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el número 2.761.752. Por lo tanto, toda persona o medio que lo utilice está usurpando una marca que no le pertenece y podría ser pasible de las acciones que correspondan.

Visita la web oficial de Chevrolet Argentina
Visita la web oficial de Iveco Argentina
Visita la web oficial de Kia Argentina
Visita la web oficial de Fiat Argentina
Visita la web oficial de Jeep Argentina