“No hay dudas que el 2020 ha sido un año de extrema dificultad, nos puso a prueba e impuso nuevos desafíos que fueron más allá de los industriales. Gracias al diálogo, trabajo y acción conjunta con la cadena de valor, gobierno nacional y provinciales pudimos implementar estrategias sanitarias y operativas que nos permitió poner en marcha nuevamente nuestras plantas luego de un atípico abril con cero producción”, destacó Daniel Herrero, presidente de ADEFA, al analizar los datos de cierre 2020 de la industria automotriz.

Con 16 días hábiles de actividad, en diciembre las terminales automotrices produjeron 30.172 vehículos, un 7,4% menos respecto del volumen que se registró en noviembre y una mejora de 107,7% con respecto a las 14.524 unidades que se produjeron en diciembre del año pasado cuando la gran mayoría de las plantas había parado sus líneas por el receso de vacaciones.

En el acumulado del año, el sector contabilizó 257.187 unidades producidas (vehículos de pasajeros y utilitarios), lo que marcó una caída de 18,3% en comparación con las 314.787 unidades que se produjeron en 2019.

Continuando con los datos de diciembre, el informe de ADEFA da cuenta que el volumen de vehículos exportados fue de 17.200 unidades, lo que mostró una mejora de 49,5% comparándolo con noviembre. La confrontación contra el mismo mes del 2019 indica que el sector registró una caída en los envíos de 9,3%.

En el acumulado 2020, el sector exportó 137.891 vehículos, registrando una baja de 38,5% frente al año anterior cuando se enviaron 224.248 unidades a diversos mercados.

“Obviamente el impacto en la actividad, sumado a la Pandemia por el Covid-19 fue significativo, y al ver la serie histórica debemos retrotraernos a 2004 para encontrar los volúmenes que se registraron en producción, exportación y ventas”, aseguró Herrero, añadiendo que “Esta es una señal que nos obliga a seguir trabajando en la mejora continua de la competitividad para aumentar los volúmenes de producción y fundamentalmente los de exportaciones dado el perfil de nuestra industria que envía el 60% de lo producido a más de 35 mercados y ha sido la variable más afectada en el año, con una caída del 38,5% respecto al año anterior, duplicando al de producción”.

Finalmente, en lo que respecta a ventas mayoristas, el informe arrojó que en diciembre el sector automotor comercializó a la red de concesionarios 38.994 unidades, un 24,1% más respecto de las entregas de noviembre y 25,2% por sobre el volumen del mismo mes de 2019.

De esta forma, el acumulado del año arroja que la venta mayorista (a la red comercial) se ubicó en 312.789 unidades, un 16% menos respecto del mismo período de 2019 en el que se comercializaron 372.474 vehículos.

“Sin dudas, el sector automotor es uno de los principales motores para la recuperación económica, por eso la importancia del diálogo y trabajo conjunto para establecer las medidas necesarias para dar certidumbre y sustentabilidad en el largo plazo, al sector”, enfatizó Herrero, agregando que en este proceso “no tenemos que olvidar que debemos redoblar los esfuerzos y no bajar la guardia respecto de los cuidados y la responsabilidad en materia sanitaria”.

FIAT: ¡Mirá el comercial ahora!

Visita la web oficial de Jeep Argentina
Visita la web oficial de Chevrolet Argentina