Por Héctor O. Losino

Hoy se cumplen 108 años del nacimiento del Oscar Alfredo Gálvez, un excelente mecánico y piloto, y un gran ídolo de los amantes del automovilismo. Había nacido el 17 de agosto de 1913.

Hay que recordar que su inicio en las competencias fue el 5 de Agosto de 1937, finalizando su carrera deportiva en 1964, siempre vinculado a la marca Ford. Y entre sus innumerable triunfos figuran las 43 carreras ganadas; los cinco campeonatos de TC (1947, 1948, 1953, 1954 y 1961); sus seis subcampeonatos (1939, 1949, 1956, 1957, 1958 y 1960), y sus seis Grandes Premios ganados (1939 -dos veces-, 1947, 1954, 1960 y 1961).

Entre sus logros más importantes a nivel internacional, hay que destacar que fue el primer argentino en vencer a los pilotos europeos de la talla del Príncipe Bira; Villoresi o Ascari, entre otros, el 6 de Febrero de 1949 en Palermo, al volante de un Alfa Romeo 308 y bajo una constante lluvia.

Oscar no sólo fue un excelente piloto, sino que además fue un destacado preparador de su cupecita Ford. Su tesón a la hora de reparar su auto hicieron que fuera ídolo de muchísima gente. Oscar nunca defraudó a sus seguidores, que lo esperaban hasta cualquier hora porque sabían que iba a pasar luego de reparar su máquina a la vera del camino, y junto con su hermano Juan y Juan Manuel Fangio fueron los corredores más destacados del automovilismo argentino por esa época.

El 16 de Diciembre de 1989, algunos meses después de que el Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires fuera bautizado con su nombre, “Tito” Gálvez -como lo apodaban sus amigos- falleció a los 76 años, entrando en la leyenda grande del automovilismo argentino junto con su hermano Juan y al “Chueco” Juan Manuel Fangio.

El Aguilucho

En el Gran Premio Internacional del Norte de 1940 que unía Buenos Aires con Lima, Perú, y regreso a Buenos Aires, que ganó Juan Manuel Fangio, Oscar Gálvez, acompañado por su hermano Juan, sufrió un espectacular accidente.

De noche, al llegar a Nazca, Perú, y con problemas en las luces de su Ford, siguió derecho en una curva y se desbarrancó. Fue tan grande el accidente que el periodista Pedro Fiore, de la organización de Luis Elías Sojit, exclamó: «Esta mañana ha caído como un ‘Aguilucho’ en un precipicio de la hermana tierra peruana el corredor Oscar Alfredo Gálvez». Y a partir de ese momento ese seudónimo quedó grabado en la memoria de todos los amantes del automovilismo.

Visita la web oficial de Michelin Argentina

FIAT: ¡Mirá el comercial ahora!

Visita la web oficial de Jeep Argentina