Por Héctor O. Losino

La primera generación del Ford Fiesta fue lanzada en 1976 y fue todo un suceso para Ford ya que se convirtió en su primer automóvil con tracción delantera que tuvo un verdadero éxito. Desde ese entonces y hasta el presente este compacto del segmento B+ fue sufriendo permanentes modificaciones para adecuarlo a las nuevas tecnologías en cuanto a prestaciones, seguridad y confort.

Ford Fiesta Max 16 Edge Plus AT 3

Así llegamos hasta esta versión “New Edge” -restyling de la sexta generación- fabricada en Brasil, en el Complejo Industrial Ford Nordeste de Camaçarí, en el Estado de Bahía, Brasil, para el MERCOSUR, que arribó a nuestro país en 2007 y es el paso previo a lo que vendrá en algún tiempo más con el renovado Fiesta (séptima generación) que adoptará la nueva imagen de Ford llamada “Kinetic Design” o energía en movimiento, que fue presentado en el Salón de Ginebra de 2008. Esta imagen tendrá semejanza a la de otros modelos de Ford como la S-Max, el Mondeo y el nuevo Focus lanzado hace pocos meses en Argentina.

Hay que destacar que el Fiesta Max se ofrece con ocho versiones de equipamiento, 6 con motorización a nafta 1.6 Zetec RoCam (Energy, Ambiente, Ambiente Plus, Edge Plus, Ambiente AT y Edge AT) y dos diesel 1.4 Turbo Common Rail (Ambiente y Edge).

Exterior

Esta versión del Fiesta 1.6 tope de gama tiene notorios cambios en su frente, donde la renovación es total respecto de su antecesor. De esta manera, el lanzado capot tiene un nuevo diseño, con nervaduras que le dan solidez, al igual que las ópticas de policarbonato -de forma de trapezoide asimétrico- y la pequeña parrilla rectangular en color negro con el logo de Ford en el centro. Lo mismo ocurre con el paragolpes envolvente, que tiene generosas entradas de aire y faros de profundidad en sus extremos.

Sus laterales no presentan cambios con la versión anterior, donde sobresalen sus resaltados pasos de ruedas. La cintura se va elevando a medida que se desplaza hacia la parte trasera, y tanto los espejos retrovisores como las manijas de las puertas y las bandas protectoras son del color de la carrocería. La antena del techo puede quitarse desenroscándola.

El sector posterior, el más elevado del vehículo, tampoco ha experimentado modificaciones respecto de su antecesor. A diferencia de algunos vehículos de la competencia el baúl no aparece como incorporado, sino que forma parte del conjunto configurando un tricuerpo genuino.

Los faros traseros son de generosas dimensiones y se extienden hacia los costados del vehículo.

La tapa del baúl es angulosa y cierra perpendicularmente sobre el paragolpes envolvente. La misma tiene el espacio para colocar la placa-patente y también posee una moldura del mismo tono de la carrocería con el logo de Ford. Además, se pueden apreciar la identificación del modelo del vehículo y la cerradura de apertura.

La superficie acristalada (tonalizada) es generosa, lo que permite una buena luminosidad al habitáculo y también suficiente visibilidad hacia el exterior. La luneta tiene en su parte superior la tercera luz de stop.

Por último, las llantas de aleación de cinco rayos dobles y 14 pulgadas de diámetro (calzan cubiertas Pirelli Cinturato P4 175/65 R 14) de bonito diseño complementan una figura deportiva, agresiva y robusta de este Fiesta Max.

Interior

El interior del Fiesta Max también ha sufrido cambios, en especial en lo que respecta al tablero y la plancha de instrumentos. Los cuatro relojes son de nuevo diseño, cuya señalización es por aguja; sobre la izquierda está ubicado el cuenta-revoluciones que, a su vez, incorpora luces testigos de presión de aceite del motor, carga de la batería, señal de activación del “Overdrive” (para el vehículo equipado con caja automática como en este caso), frenos y encendido de luces. Además, tiene un display digital con el odómetro parcial y total y el reloj horario, pero no cuenta con computadora de a bordo. Por su parte, sobre la derecha está el cuentakilómetros que también posee indicadores luminosos, como el control del ABS, del sistema de inmovilización del motor y de advertencia de la transmisión automática, entre otros. Entre ambos instrumentos se pueden apreciar el marcador del nivel de combustible y el que señala la temperatura del motor.

En la parte superior de la columna de dirección está el botón indicador de balizas o luces de emergencia, y a ambos lados las palanquillas que comandan el encendido de luces y la luz de giro, sobre la izquierda, y a la derecha la que acciona los limpia-lava parabrisas.

En ambos extremos del tablero y en la parte central están los orientadores (4) circulares de la climatización del habitáculo (aire acondicionado y calefacción), con aros de bocas de aire símil titanio al igual que las manijas interiores de las puertas. Por debajo de los orientadores centrales se encuentra la radio con funciones de AM/FM, CD, MP3, Bluetooth, Conexión iPod y USB, de muy buen sonido que se emite mediante 4 parlantes ubicados 1 en cada puerta y dos tweeters. Hay que señalar que el equipo de audio no posee comando satelital. Sobre el costado derecho del reproductor hay 3 botones: uno destinado a poner en funcionamiento el desempañador de la luneta; otro para el encendido de los faros de profundidad, y el restante para la apertura de la tapa del baúl, que también puede hacerse por comando a distancia. Luego encontramos la guantera, que tiene luz y también buena capacidad, y el airbag para el acompañante.

Por debajo del reproductor se ubican los controles de la climatización, y en la consola central están el encendedor y cenicero circular -que se puede quitar para poner, por ejemplo, una lata de gaseosa-, la palanca de cambios y el freno de mano.

El volante de tres rayos con el airbag para el conductor se regula en altura -de forma manual- pero no en profundidad, mientras que la butaca del conductor se ajusta en elevación y se desplaza longitudinalmente, en ambos casos también de modo manual, al igual que la regulación del respaldo. Además, el asiento de la butaca tiene un bolsillo en la parte anterior para poner papeles o documentación.

La posición de manejo es correcta por los ajustes señalados como así también por la buena posición de la pedalera, que junto con la dirección de potencia contribuyen a tener una conducción descansada. Hay que destacar que todos los controles son de fácil identificación y manipulación y están al alcance del conductor, como la apertura y cierre de los cristales de las cuatro puertas “one touch up/down” y la regulación de los espejos exteriores (se rebaten manualmente) que se realizan eléctricamente. Las teclas para estas dos funciones se encuentran en la puerta. También hay que señalar que los cristales pueden abrirse y cerrarse por comando a distancia.

El equipamiento interior se completa con luces de lectura para plazas delanteras; luz de techo central; luz de cortesía para plazas traseras y retardador de luz de cortesía; manijas para pasajeros con gancho para percha (2); retardador de corriente luego de apagado de motor; espejo de cortesía en los parasoles para conductor y pasajero (solamente el del conductor tiene tapa).

En el Fiesta Max viajan cómodos 4 pasajeros, pero también un quinto puede hacerlo en el centro del asiento trasero si es de poca contextura física. Los ocupantes de las plazas traseras pueden viajar sin que sus piernas toquen los respaldos de las butacas delanteras ni sus cabezas el techo por la amplitud del habitáculo. Hay que señalar que el respaldo trasero puede rebatirse en una proporción 60/40, mientras que en forma total se pliega el asiento. El tapizado es de buena tela, que Ford denomina “Saint Louis”.

Hay que destacar que el interior del Fiesta tiene varios espacios portaobjetos ubicados en el tablero, consola central y puertas delanteras, y un bolsillo en el respaldo del asiento del acompañante para poner revistas o papeles.

La capacidad del baúl es interesante, de 487 litros, aunque se ve algo penalizada porque no es muy generosa la boca de carga. Pese a ello, todo el espacio se puede aprovechar ya que los soportes de la tapa del baúl están ubicados de forma tal que no quitan lugar de carga al cerrar dicha tapa. Debe destacarse que el compartimiento baúl está totalmente tapizado y también tiene luz.

La rueda de auxilio -con llanta de chapa- como así también los elementos para su recambio están ubicados en el interior del maletero, en el compartimiento ubicado debajo de la alfombra que cubre el piso.

Motor y Transmisión

Este Fiesta Max está equipado con el ya conocido, eficiente, confiable y económico motor naftero Zetec RoCam de 4 cilindros en posición delantera transversal, de 1.597cc. y dos válvulas por cilindro. Eroga una potencia de 98 CV a 5.250 rpm, con un par motor de 141 Nma 4.250 rpm. La inyección es electrónica multipunto secuencial “Black Oak” y el encendido electrónico digital controlado por módulo “Black Oak”.

Tiene tracción delantera, y la transmisión es mediante una caja de cambios automática de 4 marchas y MA, que están bien relacionadas para privilegiar el consumo, sobre todo en ruta.

La palanca de cambios tiene un botón al que hay que oprimir para seleccionar las distintas marchas. También tiene otro más pequeño para activar o desactivar el “Overdrive”. Cuando está activado es la posición normal de conducción, con las cuatro marchas hacia adelante que se relacionan eléctricamente. Sin “Overdrive” la caja sólo cambia entre la primera y tercera marchas. También puede ubicarse la palanca en la primera o segunda marcha. En el primer caso (1ª marcha) es para ser utilizada en pendientes muy pronunciadas (para evitar el uso innecesario de los frenos), pero no hay que sobrepasar los 50 km/h. En el restante (2ª marcha), se utiliza tanto en subidas como en bajadas de forma muy pronunciadas.

Suspensión Dirección y Frenos

La suspensión es independiente en las cuatro ruedas, siendo la delantera del tipo Mc Pherson, resortes helicoidales, brazos inferiores, amortiguadores telescópicos hidráulicos y barra estabilizadora, mientras que la trasera tiene eje autodeslizante “Twist Beam”, resortes helicoidales y amortiguadores telescópicos.

La dirección es de piñón y cremallera con asistencia hidráulica, con volante retráctil y columna con absorción de energía.

Por su parte, los frenos delanteros son de discos ventilados, mientras que los traseros son a tambor, y está equipado con ABS (Sistema de Ayuda de Frenado). Durante nuestra prueba se mostraron muy efectivos.

Seguridad

Este Fiesta Max viene equipado con importantes elementos de seguridad, como ABS (Sistema de Ayuda de Frenado); airbags para conductor y acompañante; alarma antirrobo; autobloqueo de puertas con velocidad; barra estabilizadora; barras de protección en puertas; cierre central de puertas con comando a distancia; cierre de puertas manual; inmovilizador de motor (PATS); tercera luz de stop ubicada en la parte superior de la luneta; alarma de luces encendidas; apertura interna de baúl y desde el comando a distancia; apoya-cabezas delanteros y traseros (2) ajustables en altura; cinturones de seguridad delanteros inerciales de 3 puntos regulables en altura, y los traseros (2) también inerciales de 3 puntos, mientras que el central es de cintura; cierre global remoto de cristales y cierre automático de puertas cuando el vehículo alcanza los 15 km/h.

Conclusiones

Luego de más de mil doscientos kilómetros de recorrido realizados en ciudad y también en ruta, podemos decir que este Ford Fiesta Max con transmisión automática es un vehículo muy versátil, cómodo, económico y rendidor.

En lo que respecta al consumo, el mismo está dentro de los valores normales teniendo en cuenta que en nuestro caso circulamos la mayor parte del tiempo con el aire acondicionado en funcionamiento, como así también el hecho de tener caja automática penaliza un poco el consumo. Así y todo los valores fueron muy buenos, aun superando los 130 Km/h. de velocidad. Pero también hay que tener presente que el consumo está muy unido con la forma de manejo (picadas, frenadas bruscas, excesos de velocidad, etc.). Una conducción moderada reduce el gasto de combustible.

Tiene un excelente comportamiento dinámico; las suspensiones están muy bien equilibradas para desplazarse con normalidad y sin inconvenientes tanto por las calles de la ciudad como en rutas, brindando un andar confortable. A pesar de no venir equipado de fábrica con el chapón protector del cárter, el despeje es muy bueno y en condiciones aceptables de terreno no permite que ningún elemento mecánico o de carrocería toque el piso.

Tiene muy buena insonorización, ya que no se notaron ruidos extraños al circular por caminos desparejos ni el sonido del viento al desplazarse en ruta. No se siente el crujido de plásticos, que tienen buen encastre y son de buena calidad, y también es muy buena su estanqueidad ya que no se observó entrada de agua ni de tierra en el habitáculo ni el baúl. La terminación es muy buena, como así también la calidad de los materiales utilizados.

Podemos decir entonces que este vehículo tiene todos los atributos para rivalizar con total éxito, como lo viene demostrando dentro del competitivo segmento de autos medianos chicos, por su equipamiento, rendimiento, confiabilidad, economía y precio.

Por último hay que destacar que más de diez millones de unidades de este vehículo han sido vendidas en todo el mundo, lo que de por si es un aval muy importante respecto de la excelente aceptación del Ford Fiesta por parte del público.

Galería de Imágenes

Fotos Héctor O. Losino

Prestaciones

  • Velocidad máxima: 165 km/h.
  • Aceleración: (0-100 km/h) 13”9.
  • Consumo urbano: (lts/100 km): 9,4 (10,6 km/litro).
  • Consumo extraurbano: (lts/100 km a 120 km/h): 7,5 (13,3 km/litro).
  • Consumo mixto: (lts/100km) 8,4 (11,9 km/litro).

Precio (Marzo de 2009/IVA incluido)

  • $56.389.-

Garantía

  • 1 año, sin límite de kilometraje.

Precio indicativo de algunos repuestos (Incluye IVA).

  • Capot: $826,32.-
  • Tapa de baúl: $1.291,45.-
  • Puerta delantera: $1.476,39.-
  • Puerta trasera: $1.133,06.-
  • Paragolpes delantero s/faros antiniebla: $1.264,16.-
  • Paragolpes trasero: $1.223,87.-
  • Opticas: $624,71.-
  • Parrilla: $246,77.-
  • Espejo retrovisor exterior eléctrico: $572,30.-
  • Parabrisas: $1.228,64.-
  • Cristal puerta delantera: $259,82.-
  • Cristal puerta trasera: $224,13.-
  • Guardabarro delantero: $364,57.-

Nota: Estos precios están sujetos a modificaciones.

 
 
  Visita el Sitio Oficial de Scania.
  Visita el Sitio Oficial de Honda.